diciembre 2, 2021

Gobierno niega presión a Cárdenas para firma de acuerdo y asegura que consultó con sus bases

La Paz, 24 jun (ABI).- La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, negó el domingo una supuesta presión de las autoridades gubernamentales a la representante de las esposas de los uniformados, Guadalupe Cárdenas, para la firma del acuerdo establecido la madrugada del domingo y afirmó que ella estuvo de acuerdo con todos los puntos, después de consultas permanentes con sus bases.

En una entrevista con los medios estatales, Dávila aclaró que el acuerdo fue rubricado con los representantes enviados por los policías amotinados de «forma pública y sin ningún tipo de presión», como -dijo- evidenciaron los periodistas de muchos medios de comunicación que acompañaron la extensa negociación.

«El acuerdo se firmó en presencia de varios medios de comunicación, fue un acuerdo que se hizo público y por lo tanto ¿qué presión puede haber? al contrario lo que ha ocurrido siempre ha sido el proceso de consulta permanente», aseveró, al desmentir las versiones de la dirigente de las esposas de los policías,  que tras firmar el documento y al parecer por miedo al rechazo dijo que fue «obligada» a firmar el documento.

La Ministra de Comunicación insistió que Cárdenas suscribió voluntariamente el convenio que, a su juico, responde a la demanda de una nivelación salarial de más de 2.000 bolivianos, en el marco de la estructura salarial del funcionario público, como pidieron los policías de baja graduación, además el análisis para de la Ley 101, de Régimen Disciplinario; la creación de la Defensoría del Policía y la jubilación con el 100% del haber mensual.

«El documento abre la posibilidad de mejorar las cosas para los policías porque es un documento abierto. Por lo tanto si hay esa actitud de parte de la señora Cárdenas debemos considerar que esa persona se encuentra en el esquema que ella quiso desmentir señalando que la propuesta que tenía era reivindicativa y no policial», denunció la Ministra de Comunicación.

En esa dirección, Dávila observó la actitud de Cárdenas y dijo que se sospecha que esa dirigente forme parte de un esquema «destinado a interrumpir el proceso, dentro del esquema del golpe de Estado», que algunos sectores están impulsando desde el jueves pasado.

La Ministra de Comunicación afirmó que las señas y signos de intransigencia y violencia en la movilización de los policías de baja graduación, y las denuncias de movimientos sospechosos de armas en varias unidades policiales están configurando ese escenario de golpe de Estado.

Dávila afirmó que algunos sectores, ajenos a las demandas de los policías, pretenden aprovechar esa movilización, en una franca motivación política.

«El Gobierno ha estado recibiendo informes sobre un escenario de golpe que es un grave indicio de alianzas de personas con partidos políticos que no se han pronunciado frente a la violencia, que han ocultado la cabeza y han desaparecido frente a esos escenarios y eso tiene que ver con las prueba fehacientes de movilizaciones policiales y de armamento, de acuartelamientos armados mientras se estaba negociando», fundamentó.

Afirmó que las autoridades gubernamentales tenían la esperanza «de manera inocente» que ese escenario de golpe podía frenarse con la firma de un acuerdo, pero los reportes indican que la movilización continúa.

clm/rsl                          ABI

ABI. Copyright 1998-2011.

Be the first to comment

Deja un comentario