diciembre 3, 2020

El sueldo de mi querido profesor

por. Fernando Roger Chuquimia Vargas

Han pasado casi diez años tras haber concluido con mi etapa escolar, y se me viene a la mente los recuerdos de las personas con las cuales compartí mi infancia y adolescencia, y claro como no acordarme de mis queridos profesores, que tuvieron la difícil tarea de coadyuvar en mi formación de bachiller.

Ahora me pregunto ¿Cuánto les pagaban a mis maestros por enseñarme? ¿Cuánto es lo que perciben en la actualidad?

Haciendo un análisis respecto a los sueldos de los maestros del Magisterio Fiscal (MF), en las gestiones 2001 y 2013, previamente es necesario conocer los aspectos que comprenden la remuneración y otros beneficios que ellos perciben.

Mensualmente un maestro recibe su sueldo por las horas trabajadas, de acuerdo al área geográfica (urbano – provincia – rural) y la rama asignada (técnica – humanística); asimismo, en el marco del Reglamento del Escalafón del MF y de acuerdo a la calificación de años de servicio, los educadores normalistas pertenecen a siete tipos de categoría, con un respectivo porcentaje, el cual se calcula en base a su haber básico.

Las categorías tienen una denominación ordinaria de Quinta a Primera, así como la categoría “0” y “al mérito”, mismas que comprenden de 0 a más de 25 años de servicio, que varían en periodos de 4 años, con un porcentaje que oscila del 30% al 150%.

Los maestros que trabajan en regiones alejadas y de difícil acceso, reciben mensualmente una bonificación denominada Bono Zona (BZ), que consiste en un beneficio del 20% sobre su haber básico.

Adicionalmente, perciben cuatro bonos al año, entre ellos: Incentivo a la Permanencia, Incentivo a la Permanencia Rural, Económico y Fusionado, que se ajustan anualmente en función a la tasa de inflación de una gestión anterior.

Entonces un maestro normalista del área urbana con una carga laboral de 88 horas y categoría “0” (125%), en la gestión 2001 tenía un sueldo de Bs735.-, una bonificación por categoría de Bs919.-, además de Bs1.419.- por concepto de los bonos anuales, y un aguinaldo de Bs1.654.-, por lo que un profesor anualmente percibía Bs22.921.-.

En la actualidad y considerando la política salarial del Gobierno Nacional, el de fijar los incrementos salariales por encima de la inflación, para asegurar un “vivir bien”, ese mismo educador tiene un remuneración de Bs1.639.-, una bonificación de Bs2.049.-, así como Bs4.569.- por concepto de los bonos anuales citados, y un aguinaldo de Bs3.688.-, que en términos anuales ahora percibe un total de Bs52.513.-, es decir un 129% más de lo que ganaba antes.

Un profesor normalista del área rural con una carga laboral de 104 horas y categoría “al mérito” (150%), en la gestión 2001 obtenía un sueldo de Bs1.038.-, una bonificación por categoría de Bs1.557.-, un BZ de Bs208.-, además de Bs2.034.- por concepto de los bonos anuales y un aguinaldo de Bs2.803.-, haciendo un total anual de Bs38.473.-.

Actualmente, ese mismo educador tiene un sueldo de Bs2.315.- y una bonificación por categoría de Bs3.473.-, un BZ de Bs463.-, así como Bs5.554.- por concepto de los bonos anuales citados, y un aguinaldo de Bs6.251.-, por lo que ahora anualmente percibe un total de Bs86.817.-, es decir un 126% más de lo que ganaba antes.

Finalmente, al saber que mi maestro de un tiempo a esta parte, ha más que duplicado su ingreso, me surge otra interrogante ¿Será que el nivel de enseñanza que él ofrece también ha mejorado?

Be the first to comment

Deja un comentario