noviembre 29, 2020

Montenegro y el Pacífico

Una obra que marcó la conformación del sentido común respecto a la pérdida marítima en manos de Chile, es “Nacionalismo y Coloniaje”, de Carlos Montenegro publicada 1943. Su obra, a la que se ha se denominado un manual de militancia nacionalista, sentó las bases para otra interpretación de la historia. Huyendo del social darwinismo imperante que culpabilizaba al mundo plebeyo e indígena de los males de la nación boliviana solamente por el color de su piel, contextualizó históricamente la guerra. Bajo el prisma del esquema nación/anti nación, del pueblo versus la antipatria, propio del discurso nacionalista revolucionario valoró la actitud de las clases sociales que participaron en ella. En el nuevo lenguaje la reivindicación marítima formaría parte de las luchas anticoloniales. Son los “cholos, indios y blancos –la bolivianidad reanimada por la certeza del peligro que amaga su existencia-(que) ofrendan la vida en holocausto de la patria durante la guerra con Chile”. En popular por tanto se encierra la sustancia de la patria y de la necesaria reivindicación marítima. En consonancia el presidente Hilarión Daza, chivo expiatorio de los males guerreros, no fue presentado como un “cholo iletrado” capaz de rifar el Litoral por celebrar un carnaval, sino como el represente de las elites extranjerizantes criollas y coludidas con del imperialismo extranjero; ambos los verdaderos culpables de la derrota.

Montenegro, rompiendo esquemas historiográficos, incorporó lo popular como protagonista de la historia Bolivia y de la guerra con Chile. Son estos “cholos, indios y blancos –la bolivianidad reanimada por la certeza del peligro que amaga su existencia-que ofrendan la vida en holocausto de la patria durante la guerra con Chile”. En ellos por tanto se encierra la sustancia del ser boliviano o boliviana y de la imprescindible reivindicación marítima

Montenegro incorporó también la dimensión geográfica como mutilación de la nación en el lenguaje marítimo. Recogiendo el valor del dominio estatal del espacio material, que se produjo en el mundo intelectual concluida la guerra con el Paraguay, valorizará el significado del territorio en la conformación de la nación. Afirmará que el atraso boliviano es generado por la inexistencia de una salida marítima, aquella que considerará la pérdida más grave y de carácter terminal para “el destino de Bolivia”. Las elites oligárquicas, en su razonamiento, perdieron la guerra con Chile porque carecían de conciencia del espacio geográfico y de la unidad nacional.


*    El autor estudia la historia
     keynes73@yahoo.com

Be the first to comment

Deja un comentario