diciembre 4, 2020

Las primeras escaramuzas

¿Cómo fabricar candidatos? Este es el leitmotiv de la angustia en el conjunto de la oposición, el reloj va marcando el paso implacable para que los bolivianos definamos el gobierno que queremos y todas las aproximaciones ya perfilan un ganador.

Estas son malas noticias para los operadores del imperio, entonces la máquina neoliberal se pone a trabajar y se define el objetivo: dividir a la dupla ganadora.

Hace ya tiempo que se ha hecho circular rumores de toda especie, por ejemplo que Álvaro y David tienen una enconada lucha por el poder, que los movimientos sociales no lo quieren a Álvaro, que éste es dueño de medios de comunicación.

También dicen por ahí que, Álvaro tiene la familia en negocios con el Estado, que trata de eclipsar a Evo Morales; en fin, Álvaro García no debe ser el acompañante de fórmula, se trata de eso.

Debería sorprendernos que un empresario privado, no crea en la libre empresa, pero en la política chicanera todo vale, sobre todo si de echar barro se trate, y en busca de más barro se organizó una comisión de amigos para lograr entrevistas “reveladoras” de personas que están siendo investigadas por la justicia.

Visto así se trata de una acción que puede entorpecer el trabajo de un poder del Estado por parte de otra, y lo peor es que lo hacen en nombre del respeto de los poderes ¿paradoja o estrategia?

La mentada comisión no ha sido legitimada por el Congreso Plurinacional, por lo tanto es apócrifa y no puede tener una cobertura legal a sus actos, por eso ha quedado como una reunión de amigos que visitan a otros amigos, buscando el barro que será salpicado hasta llegar al ex Banco Central de la esquina de Colón y Mercado en La Paz.

¿Por qué es importante debilitar la figura de Álvaro García Linera? Desde nuestro punto de vista se trata de disputar un electorado de clase media, único segmento de la sociedad donde la oposición puede tener electores, esto refleja una buena lectura de los límites electorales que tienen.

En otras palabras parten del convencimiento que ya perdieron, y como Nerón se quieren llevar parte del país con ellos, incendiada por supuesto.

No tengo la certeza de la fecha en la que me referí a los días que vendrán, anticipando un escenario previsible en la disputa por mantener un sistema anclado en la colonialidad y el empuje de consolidar un Estado Plurinacional. Esta disputa no está encuadrada como un momento de vida democrática y la liturgia del voto, el contexto define, las próximas elecciones, como de consolidación de la revolución democrática – cultural o de persistencia de una colonialidad aún no superada, esa es la importancia radical de las próximas elecciones.

El propósito de consolidar un Estado Plurinacional, en una región acosada por el imperio, en un mundo que se encuentra acosado por crisis económicas y políticas con una fuerte dosis de violencia, es un desafío a los intentos de un mundo unipolar basado en un capitalismo salvaje, es una confrontación entre David y Goliat, en la que existen interesados en privar de la piedra a David para que Goliat siga su marcha destructora en América latina, ese es el espesor de la contienda.

En casi diez años de caminar por la senda de las transformaciones, hemos recorrido parte del camino, queda mucho por recorrer ¿valdrá la pena seguir buscando candidatos?


*    Camilo Katari, es escritor e historiador potosino.

Be the first to comment

Deja un comentario