noviembre 24, 2020

Esa telenovela llamada ‘neo-coalición’

por: Andrés Velasco 

¿Juan perdonará a Rubén?, ¿Samuel nunca respetó a Juan?, ¿Rubén domina sobre Samuel?, ¿Rebeca estaba interesada en Juan hace tiempo ya?, ¿Germán se reconciliará con Samuel?, ¿Loyola se alejará de todo esto?. Entre el miedo de algunos y las agarradas de manos de otros lamentablemente (para la oposición) los partidos políticos derechistas de Bolivia además de dar vergüenza por su praxis política solamente están demostrando su madurez con sus actos, brindando un show sumamente cómico que parece una típica telenovela mexicana (de televisa) que en todo caso se llamaría: ‘La Neo’ (por Neo-coalición).

Todas las noches y en horario estelar tenemos que ver informativos que demuestran las tramas sañudas opositoras llenas de rencor, venganza y con ansias de acaparar todo en aras del amor verdadero (a Bolivia) y el bienestar común muy ‘sacrificado’ como en una telenovela, que de paso se desenvuelve en una trama simplista de disputa o debate en torno a estereotipos y clichés de una sociedad moralista sumamente descontextualizada en esta temporalidad.

Los capítulos de esta telenovela, ahora están en una trama concreta: reconocer quien es mejor anti-masista y quien se materializa mejor como opositor derechista, rescatando el viejo discurso noventero del mestizo, globalizado, ‘a-político’ (neo-liberal) y mainstream. Buena parte de este show radica en ver quién tiene ese rol de mártir o semi mártir derechista, pues si bien el parámetro no es una ‘belleza’ cosificada como en la telenovela, en esta política se valora la retórica discursiva para vender el discurso retrograda neoliberal, que de paso son los mismos viejos actores.

Esta telenovela de coqueteos entre políticos opositores nos hace participes en tiempo real de la ‘neo-coalición’, una versión reciclada y en el nuevo siglo de la veterana ‘megacoalición’ de los’ triples empates’ o de los’ puentes sobre ríos de sangre’. Esta Neo-coalición es enlatada, porque viene en propagandas carajeadoras o de ofertas sin miedo a la senilidad que ofrecen una visión ‘nueva’ de Bolivia pero desde actores caducos que la historia ya ha demostrado su inoperancia.

También se ve ese mismo afán sectario partidario, pues si bien el siglo pasado el MNR tuvo el MNR-I, MNR-A, MNR-H y otras divisiones más, ahora la división se da a la inversa pues el ex Frente Amplio como juntucha se separa, es decir vuelve a sus orígenes. En esta telenovela los galanes son ambiciosos y sus disputas radican en quien acaparará más, sin importar sus precedentes todo por el ‘amor a su país’.

Solamente queda esperar como termina esta telenovela remake. Terminará en romance total o terminará con un final infeliz (para la oposición) o simplemente será un berrinche adolescente para llamar la atención que no llegue a nada. Efectivamente ‘la Neo’ se emite a diario, en cualquier canal y ante cualquier susceptibilidad dinosáurica miristas, emenerrista o senil, todo por amor a esa vieja republica del siglo pasado que aún patalea resistiendo a su final.


* Bloque Juvenil Antimperialista

Be the first to comment

Deja un comentario