diciembre 3, 2020

A buen entendedor pocas palabras

En Octubre de 2003, el pueblo boliviano emergió con una serie de necesidades y requerimientos al Gobierno, que se tradujeron en una agenda de necesidades como ser la nacionalización e industrialización del gas, la asamblea constituyente, y otras.

Si bien estos requerimientos fueron traducidos en realidad a partir de la gestión 2006, hay algunos detalles que deberíamos tomar en cuenta, debido a las propuestas que hoy en día escuchamos, producto de que los actuales candidatos creen que los bolivianos carecemos de memoria.

El pasado domingo 17 de agosto, en el programa televisivo “Esta Casa no es Hotel” el presidente de YPFB Carlos Villegas junto a la Analista Económica María Nela Prada presentaron datos que considero es importante compartir con la ciudadanía boliviana.

Villegas señalaba que “En estos últimos años el precio de venta del gas a Argentina y a Brasil está muy por encima del precio internacional que está a 4.59 dólares el millón de btu, precio muy bajo desde la crisis de 2008, a la Argentina se vende a 10.14 dólares el millón de btu, y al Brasil a 8,7 dólares el millón de btu. Esto contradice lo que algunos candidatos señalan que la bonanza económica es producto de los altos precios internacionales del gas”.

Por otro lado la analista económica Prada señaló: “Cómo los actuales candidatos pueden hablar de despilfarro, cuando en la época neoliberal, no había transparencia en la difusión de información, segundo no se llevaban adelante rendiciones de cuentas a la población…”.

Personalmente no entiendo cómo los candidatos actuales, que en otrora gobernaban el país, hablan de un despilfarro económico, más bien deberían explicar el tema de los gastos reservados, la pregunta que debemos hacer a esos candidatos es ¿dónde se fueron estos recursos?

Un dato interesante que presentó fue que el salario del Presidente Jorge Quiroga actual candidato era de 29.900 bolivianos, el mismo equivalía a 70 veces el Salario Mínimo Nacional, en cambio el salario del Presidente Evo es 13.6 veces el Salario Mínimo Nacional actual.

Se decía que la nacionalización iba a ahuyentar a los inversiones; mientras entre 1985 y 2005 la inversión era de 296 millones de dólares promedio, el año pasado se cerró con una inversión de 1.750 millones dólares, lo que ubicó a Bolivia como la segunda economía a nivel América Latina en porcentaje del PIB.

Estoy convencido que ahora hay una recuperación de la economía boliviana, no se ahuyentó a las inversiones, ahora se tiene soberanía, se ha reducido la pobreza y se mejoró la calidad de la vida de las personas, a partir del modelo económico social comunitario productivo que fue pensado y hecho por y para los bolivianos.


* Administrador de Empresas

Be the first to comment

Deja un comentario