diciembre 4, 2020

Obras para beneficio de los bolivianos

por: Gastón Nuñez

El 2014, Bolivia ha avanzado mucho en el camino de construir las bases materiales para un mayor crecimiento económico con estabilidad y redistribución de la riqueza social, pero también dando pasos para mejorar el acceso a servicios de transporte y tecnológicos de parte de la población.

Los proyectos de impacto son verdaderas obras que entran por los ojos, como la red de Teleféricos de última generación, la Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco, la Planta de fundición de Karachipampa y la Ensambladora Quipus.

“Mi teleférico”, la mega obra más larga del mundo

El teleférico entre las ciudades bolivianas de La Paz y El Alto, es la mayor red urbana de transporte por cable del mundo, que presta servicios a la población a partir del primer trimestre de 2014. Este “gigantesco” emprendimiento es una realidad y avanza en los plazos establecidos, con fecha de conclusión en febrero del próximo año.

Silenciosas y no contaminantes. Una red interconectada de transporte por cable de once kilómetros, la más larga del mundo, que permitirá a decenas de miles de paceños ahorrarse un promedio de dos horas diarias de tiempo de transporte.

El proyecto del teleférico tendrá un costo de 234 millones de dólares y cuenta con 427 cabinas que transportarán en promedio 20.000 pasajeros cada hora a lo largo de unos 36 kilómetros de trayecto en 11 estaciones, las cuales estarán instaladas entre La Paz y El Alto.

Tiene tres líneas: roja, amarilla y verde, con 443 cabinas. Se trata de un tipo de transporte urbano, amigable con el medio ambiente, accionado por energía eléctrica, y que al no emitir dióxido de carbono a la atmósfera, reduce el daño ambiental y evita perjuicios a la salud de las personas.

En un trayecto de 36 kilómetros, distribuidos en 11 estaciones y 77 torres, desde sus cabinas, las personas, cómodamente sentadas, podrán apreciar el paisaje montañoso de la ciudad de La Paz. Además, el teleférico le dará a la ciudad una fisonomía más moderna. Se trata de la obra de desarrollo urbano más importante de los últimos años en Bolivia, cuya inversión está por encima de los doscientos millones de dólares.

La construcción –que está bajo la responsabilidad y liderazgo del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda (Unidad de Transporte por Cable)- tiene a cargo del equipo técnico de la empresa Doppelmayr de Austria, líder en calidad y tecnología a nivel mundial, que cuenta con 100 años de experiencia, habiendo construido 14.200 teleféricos en 85 países. Doppelmayr, empezó a construir el teleférico en septiembre de 2012, tras firmar un contrato con el gobierno boliviano.

Cada cabina tiene una capacidad para 10 personas y que las tres líneas (rojo, amarillo y verde) funcionarán 17 horas al día. Además, sólo la línea verde trasladará unos 180.000 pasajeros que se mueven de la zona Sur al Centro y de este sitio a la ciudad de El Alto.

Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco

El presidente Evo Morales junto a autoridades locales y regionales inauguró en septiembre, el inicio de operaciones de la Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco, considerada la tercera más grande de Sudamérica.

La Planta separadora sentará las bases para industrializar el gas natural, convertirá al país en exportador neto de gas licuado de petróleo (GLP) y aportará con más utilidades al Estado. También producirá insumos como etano para plásticos blandos y propano para plásticos duros con destino al complejo petroquímico.

La obra se encuentra en Yacuiba, departamento de Tarija. “El pueblo decidió democráticamente no volver al pasado y seguir avanzando en la industrialización”, dijo el Primer Mandatario en el acto que se desarrolló en la misma planta, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Yacuiba.

Morales recordó que Bolivia puede industrializar porque decidió nacionalizar los hidrocarburos para los bolivianos, por lo que las utilidades permiten la construir de megaobras. “La planta de fertilizantes en el departamento de Cochabamba, y el 2016 en el Chaco con la planta petroquímica (se construirán) con nuestra plata, con nuestros recursos económicos”, sostuvo.

Según datos de YPFB, la Planta de Separadora de Líquidos de Gran Chaco demandó una inversión de al menos 680 millones de dólares para su construcción, que en el primer trimestre de operación generará un ingreso bruto de 872 millones de dólares.

Procesará 32,2 millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas natural, para producir 2.247 toneladas métricas día de GLP y 3.144 toneladas métricas de etano, además de 1.044 barriles de isopentano y 1.658 barriles diarios de gasolina natural, de acuerdo a datos oficiales.

La empresa española que construye la planta, informó que se estima que la entrega definitiva será entre enero y febrero de 2015, para que se dé inicio a las operaciones comerciales. La Planta Separadora de líquidos Gran Chaco será la tercera planta más grande de América Latina, y permitirá producir 2.247 Toneladas Métricas Día (TMD) de Gas Licuado de Petróleo GLP y procesará 32 millones de metros cúbicos día de gas natural.

La planta estará asociada a un complejo de industrialización del gas natural que se llamará en una primera fase: Propileno- Polipropileno, el cual va a utilizar el propano, que se va a extraer de la planta de Gran Chaco. Así también se obtendrá etano, para producir, en una segunda fase, el Etileno- Polietileno, según YPFB.

La planta generará insumos como etano para plásticos blandos y propano para plásticos duros con destino al complejo petroquímico. YPFB está analizando los mercados en Brasil, Uruguay, Paraguay y Perú para la exportación de la producción de la planta energética.

La inversión en la Planta Gran Chaco es cercana a 609 millones de dólares comparado a la capacidad de Río Grande es aproximadamente seis veces mayor su capacidad de procesamiento.

Planta de fundición de Karachipampa entra en operaciones a 30 años de su inauguración

La Planta de Fundición de Karachipampa, en Potosí, entró en operaciones con la producción de lingotes de plomo, a 30 años de su inauguración y de estar paralizado por problemas técnicos. Tiene una capacidad de producción de 51.000 toneladas de plomo y plata al año, pero en los próximos seis meses solo llegará al 80% de esa meta.

Desde octubre empieza a producir lingotes de plata. “Será inédito, sigan trabajando, aquí estará su Gobierno para acompañar con inversión”, sostuvo Evo Morales en la entrega de lingotes.

El Complejo Metalúrgico de Karachipampa produjo entre junio y agosto alrededor de 60 toneladas de plomo, con una pureza de 99,98%, informó el asistente de Gerencia de Producción del proyecto, Franz Romano.

El proyecto fue iniciado el 9 de septiembre de 1979 con la firma de contrato para la provisión de equipos y maquinarias principales de la sección de fundición y refinación con el consorcio Klockner-Sidech. Entre el 8 al 14 de diciembre de 1982 se inauguraron las primeras cinco naves que servirían para la recepción de concentrados de la planta de Karachipampa, con la asistencia de miembros de la delegación del Gobierno Alemán.

La planta fue concluida el 17 de enero de 1984. Desde entonces no entró en operaciones debido a diferentes problemas técnicas, que fueron resueltos y hoy empezó a trabajar con la producción de lingotes de plomo.

Ensambladora Quipus

La ensambladora Quipus se proyecta como un referente mundial, tras equipar más de 150.000 computadoras que fueron entregadas a estudiantes de sexto de secundaria de las unidades educativas fiscales y de convenio en todo el país.

La transnacional Intel (Integrated Electronic) que visitó recientemente Bolivia a la ensambladora de las computadoras bolivianas, afirmó que es la mejor que existe en el mundo y que quieren convertirla en una fábrica de excelencia, para que en el mundo los que quieran producir ensambladoras vengan a Bolivia a aprender cómo se hace una ensambladora en las mejores condiciones que existen.

Las autoridades del Ministerio de Desarrollo Productivo señalaron que se producen 2.700 computadoras en un día, lo que significa que cada 27 segundos se produce una computadora “eso es un récord en el mundo”.

En esa línea, indicó que la Ensambladora Quipus fue invitada a un congreso mundial en Londres, donde se presentará en una feria internacional de tecnologías educativas de ensambladoras de todo el mundo. Se prevé vender computadores y notebooks en un 30% más barato del costo de esa misma computadora.

A través de un contacto directo con Arunakasa, de la red Occidente informó que para el año 2015 se tiene proyectado convertir a la ensambladora de computadoras portátiles Quipus, en una fábrica de computadoras.

Quipus nació con el objetivo de ensamblar equipos para ser entregados a los estudiantes del sistema educativo nacional y su próxima meta es de incrementar la cantidad de ensamblado para sacarlo a la venta, con la reducción del 30% en el costo, respecto al precio de lo que actualmente cuesta una computadora importada.

A mediados del 2015 Quipus diversificará sus productos con la producción de celulares y luego con la producción de tarjetas madre de los equipos computacionales, y ya no limitarse solamente al ensamblado. De esta manera, Bolivia al igual que algunos países de América Latina, como Venezuela, podrá abastecer a su mercado interno con equipos tecnológicos, superando los obstáculos de la denominada brecha digital.

Be the first to comment

Deja un comentario