diciembre 4, 2020

Aniversario Plurinacional

por: Javier Álvarez

Todo comienzo de año depara, tradicionalmente, una suerte de parabienes tanto de alcance personal como colectivo; acabamos de vivir esa experiencia en el calendario gregoriano y suponemos que acontecerá otra similar dentro de pocos días, en el aniversario natal del Estado Plurinacional de Bolivia.

Un quinquenio ya, en que Bolivia orienta sus pasos con una visión diferente, propia; cinco años trabajando en la construcción de nuevos esquemas que sustituyan a aquellos impuestos por los pretendidos patronos universales.

Si recordamos las profecías que planteó Aldous Huxley en su libro “Un Mundo Feliz”, y contemplamos los desastres propiciados por un mundo globalizado en el presente, seguramente nos lamentaremos tanto como él, porque su fábula se trasforma aceleradamente en realidad.

Ante esa realidad, deberíamos sentirnos favorecidos de formar parte de un Estado que procure entre sus habitantes y para con otros Estados, la complementariedad a cambio de la uniformidad, la distribución en vez de la acumulación, la dignidad en remplazo del servilismo, pero sobre todo, el respeto entre las personas, su individualidad y su pluralidad, antes que su sometimiento.

El hecho de que esa voluntad del pueblo boliviano haya sido plasmada en la nueva Constitución Política del Estado ha significado plantar la semilla de la esperanza, mas no debemos esperar una Ley, para cambiar también nosotros.

Actitud, es cuestión de actitud, actitud que posibilite el cambio, la transformación, una actitud contagiante, que te apasione, que te comprometa, con tus hijos, con tu pareja, tus amigos, tus vecinos, tu comunidad y con tus coterráneos en toda la extensión de la palabra, pero sobre todo es contigo tu mayor compromiso.

Y no importa si eres parte del actual gobierno, simpatizante u opositor, hasta alguien entumecido, pues el pluralismo protege y te brinda esa libertad; y es precisamente en el marco de ese pluralismo, que el mejor presente que podemos ofrecerle a nuestro país, es la manifestación de empeñar nuestro mejor esfuerzo en su reconstrucción; regalémonos pues, ese compromiso.

Javo

Be the first to comment

Deja un comentario