diciembre 5, 2020

¿Sube el precio del petróleo?

por: Marianela Calle

Como se sabe, el precio del petróleo se ha situado por debajo de los 80 dólares el barril en los últimos meses, hecho que ha sido atribuido a un crecimiento económico desacelerado en el mundo, junto con un incremento abrupto e inesperado en la oferta petrolera, de acuerdo a los datos proporcionados por el Instituto Brookings de Estados Unidos.

Algunos medios de prensa y televisivos han proyectado que los bajos precios del petróleo obligarán al Gobierno Boliviano a disminuir o en su caso eficientar el gasto, contratar más deuda o revisar el esquema fiscal actual a fin de compensar la caída del precio del petróleo.

Aunque el país importará diésel a menor precio y exportará algunos líquidos residuales a un precio inferior, entre ellos el Gas Licuado de Petróleo (GLP), se deduce que si bien los efectos del precio del petróleo serán latentes en el segundo semestre de la gestión 2015, los mismos estarán amortizados por la diversificación que el sector productivo y el desenvolvimiento del mercado interno.

Por otra parte, las declaraciones vertidas por el Ministro de Economía y Finanzas Publicas, Luis Arce Catacora, en la Red Patria Nueva, dan cuenta de que nuestro país está preparado para afrontar esa baja del petróleo, y también muestra de que nuestro país tiene los instrumentos financieros que permitirán paliar los efectos de la caída del crudo. Uno de esos instrumentos lo constituye las Reservas Internacionales Netas (RIN) que, según los datos del Banco Central de Bolivia, a fines de 2014 ya superaban os 15.000 millones de dólares. Asimismo, está latente la posibilidad de usar los saldos de caja y bancos de las entidades territoriales que superan los $us 2.000 millones a fines del año pasado.

Empero se puede prever que la caída del precio del petróleo se constituirá en un evento pasajero, puesto que responde a la idea de los países alineados a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de sacar de circulación a los productores norteamericanos que utilizan la tecnología de fracking. Sin embargo, tal cuestión no puede mantenerse mucho tiempo ya que nadie en su sano juicio podría considerar vender durante mucho tiempo grandes cantidades a precios bajos cuando puede hacerlo subiéndolos. Los datos de los últimos días muestran un cambio de tendencia, después de tocar un piso de $us 44 el barril, en los últimos días ha superado los $us 53 y se prevé que continúe subiendo.

Ante esta nueva realidad no faltarán quienes sostengan que una vez más la suerte acompaña al gobierno, lo cual es totalmente falso ya que más bien muestra que el país está preparado para sortear la crisis porque en los últimos años fue capaz de ampliar su base productiva y ya no depende de los ingresos por la venta de materias primas.

Una nueva realidad que debe leerse con cuidado pues de lo contrario análisis apresurados pueden llevar a decisiones equivocadas.

Be the first to comment

Deja un comentario