enero 14, 2022

Interculturales, en el reto de renovarse y fortalecerse como la vanguardia sindical

por: Humberto Claros

¿Cómo anda una de las principales organizaciones sociales del núcleo “duro” del proceso de cambio?

El MAS – IPSP es un conglomerado de diferentes organizaciones sociales, por eso no se considera partido político sino como instrumento político. Tiene como base fundamental a tres organizaciones fundadoras y en consecuencia las primeras tres carteras en la Dirección o cabeza ejecutiva está compuesta por estas organizaciones. La Presidencia le corresponde a la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) por eso hoy esa cartera es ocupada por Evo Morales Ayma, al pertenecer a la CSUTCB a través de la Federación del Trópico (FETCTC); y se ratifica gestión tras gestión en esa cartera por su calidad de líder indiscutible y por lo que significa el primer presidente indígena, hoy presidente de Bolivia, no solo porque así lo considera la CSUTCB, sino también hay como un consenso generalizado de las demás organizaciones.

La segunda cartera que es la Vicepresidencia del MAS – IPSP, le corresponde a la Confederación de Comunidades Interculturales Originarias de Bolivia (CSCIOB), en la actualidad esta cartera está ocupado por Gerardo García, cargo que es ocupada por segunda vez por el exdirigente de la CSCIOB luego de haberlo hecho ya en una gestión anterior.

La tercera cartera, correspondiente a la Secretaria de Relaciones Internacionales, es ocupada por la Confederación Sindical de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia “Bartolina Sisa” (CNMCIOB-BS). Esta cartera hoy está ocupada por Juanita Ancieta, quién al mismo tiempo es la Secretaria Ejecutiva de la organización a la que representa.

La actual representación del MAS-IPSP se renovó en diciembre de 2016 en Montero – Santa Cruz. En este congreso quedo pendiente el nombramiento de la Vicepresidencia que le corresponde a la CSCIOB, debido a que apareció más de un postulante a esta cartera por la falta de acuerdo al interior de la CSCIOB. Por esta razón el congreso dio un plazo para elegir un solo postulante a la Vicepresidencia. En el proceso de elección del mencionado vicepresidente en la CSCIOB, ocurrieron incidentes que se han hecho públicos, en torno a la falta de acuerdo en la elección de un solo representante, incluso hubo un dirigente de La Paz que en tono amenazador dijo a través de un medio de comunicación que si no se considera el candidato que ellos nombraron no garantizarían la reelección de Evo Morales en la presidencia de Bolivia.

El pasado 29, 30 de septiembre y 1 de octubre se desarrolló el Congreso de la Confederación de Comunidades de Bolivia (CSCIOB) en la ciudad de El Alto. La asistencia a dicho congreso se vio altamente disminuido comparado con lo que regularmente pasa en los congresos de la CSCIOB, salvo las delegaciones de La Paz que asistieron masivamente aunque hay que mencionar que se vio que estuvieron separados o divididos en dos bandos.

Hay que recordar que la hoy Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarias de Bolivia (CSCIOB), antes denominada como Confederación Sindical de Colonizadores de Bolivia (CSCB) nace en 1971, ese mismo año rompen el “Pacto Militar-Campesino”, mostrando así su papel contestario al régimen militar de entonces. Esta organización es fruto de las migraciones espontaneas y planificadas a través de los programas de colonización del gobierno de turno, de campesinos de tierras altas a tierras bajas, vale decir en su mayoría aymaras y quechuas que han migrado a las tierras tropicales del Norte de La Paz, el Beni, el Trópico Cochabambino, Santa Cruz y las zonas cálidas de Tarija y Chuquisaca en busca de mejores alternativas de vida básicamente a través de la agricultura.

El papel de la CSCIOB en el proceso de fundación del Instrumento Político (MAS-IPSP) fue determinante. Las innumerables movilizaciones sociales y políticas en el país en desafío a cada gobierno neoliberal fue muy activa y más aún en las movilizaciones por los Recursos Naturales contra la enajenación. Su protagonismo en los últimos años se ha podido ver durante la Asamblea Constituyente con una activa participación y movilización de masas, de hecho es en esta coyuntura que debate también su denominación sobre todo en lo que refiere a si seguirán denominándose “colonizadores”, es por ello que hoy pasan a denominarse como “Comunidades Interculturales”, debido a que el termino “colonizador” era una noción asociada a la época de dominación española. Pero esto no solo quedo allí, sino que también la Constitución Política del Estado ha reflejado este término de tal manera, sin embargo más allá de que es una definición atribuible a este sector se lo ve ahora desde una noción más genérica y no particular que en lo posterior también traerá consecuencias en la propia organización la mal interpretación de la misma y por eso mismo optaron también denominarse como “originarios”.

Más o menos a partir del 2013, inicia una etapa que afectara a la estabilidad orgánica de la CSCIOB, el reconocimiento de nuevas federaciones que no necesariamente son fruto de nuevos asentamientos agrarios, sino de la fractura de las propias federaciones ya establecidas, al mismo tiempo la afiliación de organizaciones por ejemplo de Potosí, entendiendo que esta organización es fruto de la migración a tierras bajas y Potosí no tiene zonas tropicales donde se haya migrado, entrando incluso a generar conflictos con la CSUTCB o la misma CONAMAQ, debido a que estas nuevas afiliaciones son entes que se han separado de estas otras organizaciones matrices. Posteriormente vienen los llamados “Interculturales Urbanos” sobre todo de la ciudad de Potosí y Cochabamba, que también logran ingresar en la confederación bajo la figura de nuevas “federaciones urbanas”, pero más por nombre que por propia composición de federación, entendiendo que una federación tiene centrales, sub centrales y como núcleo el sindicato y a ciencia cierta no se sabe si estas “federaciones interculturales urbanas” tienen esa estructura, además de que no son agrarias porque en la ciudad la tierra no es agraria, condición indispensable del sindicato en la CSCIOB.

Tendrá que hacerse una profunda reflexión sobre la condición organizativa de la CSCIOB, ¿seguirá siendo agraria o también dará paso a sectores (interculturales urbanos) de las urbes?, que entiendo tienen sus propias organizaciones del rubro y llama la atención que estos grupos gremiales quieran ser parte de un ante agrario.

Puedo atreverme a concluir que la crisis orgánica al interior de la CSCIOB se ha dado debido a las fracturas orgánicas internas que quizá obedecen a intereses legítimos o tal vez a otros intereses, a la falta de su noción de si es agrario o gremial por el afán de afiliar a sectores urbanos y de la misma forma si esto obedece a intereses legítimos o más bien otros.

La CSCIOB es un pilar fundamental del MAS-IPSP por su estructura orgánica, por lo que representa, por su historia y porque este es un momento en el que las organizaciones sociales tienen que estar fortalecidas en el desafío que representa sobre todo la coyuntura política. La nueva dirigencia que asumió recientemente tiene el gran desafío de generar la unidad total de este ente y barrer con todo elemento que intente desvirtuar o socavar lo que por principio es esta gran organización y reasumir su papel en la vanguardia sindical.


*    Comunicador quechua del Trópico de Cochabamba.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario