septiembre 23, 2021

Al menos 17 muertos en Caracas tras la explosión de una bomba lacrimógena en un club social

El ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, ha informado de que hay siete personas detenidas, dos de ellas menores de edad


Al menos 17 personas han muerto en la madrugada de este sábado en Caracas, la capital venezolana, después de que una bomba lacrimógena estallase en el club social Los Cotorros, ubicado en El Paraíso —una de las parroquias de la ciudad—, mientras se celebraba una fiesta de graduación de varios estudiantes, según ha confirmado el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol.

«Se originó una riña en horas de la madrugada y una de las personas involucradas en la riña lanzó un artificio lacrimógeno que originó la estampida de más de 500 personas que se encontraban en el club social, ocasionando el fallecimiento de 17 personas», ha dicho a la televisión estatal Reverol, que también ha informado de que hay siete personas detenidas, entre ellas dos menores. Además, hay al menos cinco heridos.

Algunas de las muertes se debieron a la asfixia y otras a politraumatismos, según los informes oficiales. Los heridos están siendo atendidos en el Hospital Pérez Carreño. El ministro Reverol también ha informado de que de las siete personas detenidas dos son menores, uno de ellos el presunto responsable de activar la bomba de gas. Según las primeras investigaciones, el suceso comenzó cuando un individuo activó la bomba en medio de una pelea dentro del local, lo que derivó en una estampida de personas. A la fiesta acudieron unos 500 invitados, la mayoría menores de edad. «Los hoy inertes se encontraban en una festividad en el referido club, cuando un sujeto desconocido manipuló el artefacto, lo que generó un caos dentro del establecimiento, resultando heridas varias personas, siendo trasladadas a los nosocomios mas cercanos, donde fallecen posterior a su ingreso», según el comunicado oficial.

Los personas muertas que han sido identificadas hasta el momento son Luis Eduardo Barrios, de 46 años; Jorhgen Alexander Castro, de 19; Luis Roniel Guerra Alfonso, de 19, y Marcos Javier Altuve Valenzuela, de 18 años, según el diario El Nacional.

La encargada del establecimiento también ha sido arrestada por incumplir «las medidas que se deben adoptar para evitar el ingreso de armas de fuego y municiones» a lugares públicos, según ha dicho Reverol. La explosión sucedió a la 1.30 de la madrugada (hora local) durante una fiesta para celebrar la graduación en educación media de varios jóvenes en el club social Los Cotorros.

Be the first to comment

Deja un comentario