octubre 20, 2020

El Sevilla humilla al Real Madrid

El Madrid no ha aprovechado el batacazo del Barcelona ante el Leganés para ponerse líder. El conjunto dirigido por Julen Lopetegui también ha firmado un partido desastroso en el Sánchez Pizjuán. El Sevilla de Pablo Machín ha enseñado públicamente todas las miserias de un equipo que, recordemos, ya suma dos derrotas (la Supercopa de Europa contra el Atlético Madrid) en los ocho partidos oficiales que ha disputado.

Un pésimo Madrid ha confirmado la maldición del Sánchez Pizjuán donde el conjunto blanco ha perdido en sus últimas cuatro visitas. La de hoy es incuestionable. Desde el primer instante se ha visto superado por un rival que se ha dado un festín. Un festín de goles, que pudieron ser más si no hubiese estado Courtois en la portería, y también de juego. El Sevilla ha sido superior en todos los aspectos: físico, táctico… Brutal el varapalo que se llevan los madridistas. El sevillismo está de fiesta. Y fiesta grande.

UN FESTIVAL… DEL BUENO

Ni el Machín más optimista podía imaginar, probablemente, el desarrollo de la primera parte. Su Sevilla, convencido de lo que tenía hacer en el terreno de juego, pasó por encima de un desastroso Madrid y se fue al descanso con una holgada ventaja en el marcador de 3-0 que pudo, incluso, ser más amplía si un remate de Vázquez no se estrella en el larguero. Cuarenta y cinco minutos de la mejor película.

El Sevilla de Machín se comió, literalmente, al Madrid de Lopetegui, que desde la banda fue incapaz de encontrar soluciones para taponar las muchas vías de agua que mostró su equipo pese a que dio entrada a todos sus mejores elementos (Modric, Kroos, Bale…) desde el primer instante del encuentro. El sevillismo tardará mucho, muchísimo, tiempo en olvidar el recital de juego de sus jugadores.

El festival, y del bueno, empezaba en las botas de Banega y Vázquez, dueños absolutos del centro del campo; para continuar en un Navas que participó en los dos primeros goles. André Silva y Ben Yedder fueron los estiletes de, repetimos, un gran Sevilla.

DOS GOLES RÁPIDOS

El 1-0 llegó en el minuto 16, pero antes del tanto de André Silva los locales ya avisaron en cuatro ocasiones. El Madrid estaba dando muchas facilidades defensivas y el Sevilla acabó no perdonando. Sarabia le roba el esférico a Casemiro, pasa rápido a Navas que se va como una bala hacia el área de Courtois y centra para que André Silva, llegando desmarcado desde atrás, firme el primer tanto.

Cinco minutos después, cayó el segundo. En otra variante del juego: en un contragolpe tras un saque de esquina del Madrid; ¿les suena?. André Silva marca tras un rechace de Courtois a disparo casi a bocajarro de Navas.

El Sevilla dominaba con claridad absoluta, pero Bale se sacó un remate (minuto 23) al palo, que pudo meter al Madrid en el partido.

Vázquez, en el minuto 33, respondió con un tiro al larguero. Fue al aviso que los de Machín buscaban la puntilla. Llegó en el minuto 39, Ben Yedder fusila a Courtois al aprovechar una asistencia de cabeza de Vázquez.

REACCIÓN MADRIDISTA

Los blancos quisieron reaccionar tras el descanso. Era de esperar, aunque nunca pusieron en aprietos la victoria local. El VAR anuló un gol de Modric por fuera de juego en el minuto 53 que habría dado emoción al juego. El Real Madrid perdió a Marcelo por lesión con los tres cambios realizados por lo que acabó jugando en inferioridad. (tomado de Sport)

Be the first to comment

Deja un comentario