octubre 16, 2021

Cerco a Keiko Fujimori se estrecha tras sorpresiva confesión en Perú

Lima-. El cerco del fiscal a la dirigente neoliberal Keiko Fujimori tiende hoy a cerrarse, tras la confesión de integrantes de su entorno y piezas clave del ocultamiento de fondos electorales de oscuro origen por el que está encarcelada.

Jaime Yoshiyama, exministro del gobierno (1990-2000) de Alberto Fujimori, padre de Keiko, y uno de los receptores de un millón de dólares aportados por la empresa brasileña Odebrecht, confesó que usó a su sobrino Jorge Yoshiyama parara buscar gente que se prestara a pasar por aportante para enmascarar a los verdaderos financistas.

Lo hizo a través de su abogado, Humberto Abanto, en cuanto el fiscal José Pérez anunció sorpresivamente la confesión del sobrino y alegó que solo fueron 100 mil dólares los encargados y que no era dinero de Odebrecht sino de empresarios locales que preferían el anonimato.

Sin embargo, el joven Yoshiyama ya había confesado que usó falsos aportantes de cantidades menores de 10 mil dólares -suma máxima que puede depositarse en efectivo en la banca sin fundamentar-, por un total de 800 mil dólares y Abanto cambió su versión y hoy dijo que el total es mucho mayor, sin dar el monto.

Yoshiyama se encuentra en Miami, a donde viajó por alegados motivos médicos, antes de las audiencias que definieron la prisión preventiva por tres años de Keiko Fujimori y uno de sus presuntos cómplices, Vicente Silva.

Su abogado dice que su cliente declarará al fiscal peruano y dará los nombres de los verdaderos aportantes y alegó que en el asunto no hay delito de lavado de activos sino infracción administrativa.

Sin embargo, juristas consultados señalaron que el ocultamiento convierte el asunto en delito y el abogado Carlos Caro señaló que la única manera de dejar impune a Keiko Fujimori sería que Jaime Yoshiyama lo admita y ‘se inmole’ cargando con toda la culpa.

A eso apuntan dirigentes y parlamentarios del partido neoliberal Fuerza Popular (FP), de Keiko Fujimori, quienes alegan que Yoshiyama es responsable de lo confesado, lo que está por verificarse, y la jefa de FP no sabía nada.

‘No hay peor ciego que el que no quiere ver’, dijo al respecto el parlamentario centrista Yonhy Lescano, al señalar que el fiscal Pérez suma cada vez más evidencias que inculpan a Fujimori.

El exfiscal Víctor Cubas apuntó que es imposible que ella no estuviera al tanto del origen de los cuantiosos fondos de su campaña electoral, que manejaba su entorno, y que hay indicios sólidos y testimonios de que dirigía la operación de enmascaramiento.

Además, argumentó Cubas, ella organizó las recepciones sociales y rifas utilizados para simular ingresos cuantiosos para justificar cuantiosos fondos usados en su campaña electoral de 2011.

El exprocurador Antonio Maldonado dijo que se trata de un caso de ‘delincuencia del poder’, secuela del régimen corrupto de Fujimori padre, que en la actualidad usa la mayoría congresional de FP para tratar de neutralizar el proceso y al fiscal Pérez.

Maldonado llamó a la ciudadanía a movilizarse cívica y pacíficamente, como únic a forma de evitar que ese poder logre la impunidad de Keiko Fujimori y su entorno.

Be the first to comment

Deja un comentario