junio 17, 2021

Conocer los destinos turísticos de Bolivia primero, después el mundo

La Paz-. Desde 2015 Bolivia celebra el Día Nacional del Turismo el 12 de enero, fecha para incentivar esa actividad y para que la población elija en primer lugar entre los 15 destinos del país en sus vacaciones.

El movimiento turístico nacional alcanzó cuatro por ciento de crecimiento en 2018, más de 200 mil visitantes; a decir de la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, ese resultado es gracias a la familia boliviana.

Alanoca declaró en entrevista exclusiva concedida a Prensa Latina que estrategias aplicadas como la promoción en los medios de comunicación y un mayor acceso a la información, posibilitaron que las personas conocieran más sobre la patria auténtica y salir de sus identidades culturales al visitar otras regiones.

‘Yo soy de altiplano y voy a la amazonía, a los valles, y en cualquier sitio encontrar no solo riquezas en la flora y la fauna, sino también en la danza, la música, los artistas, las artesanías’, afirmó.

Ante la presencia del sector privado en las festividades a nivel nacional, Alanoca aseguró que la unión con empresas estatales permitirá alcanzar muchos objetivos.

Precisó que el sector privado actualmente no solo invierte en nuevas infraestructuras, sino también en la innovación de prestaciones para atraer aún más a las familias a los diferentes destinos turísticos.

Asimismo, destacó el trabajo de pequeños negocios familiares en las comunidades donde los conocimientos y costumbres son trasmitidos de generación en generación y que son parte de la imagen de Bolivia.

‘Tenemos que ser muy creativos porque Bolivia lo tiene todo, simplemente es organizar, planificar, promocionar sin dejar de lado los emprendimientos comunitarios que empoderan a los hermanos y hermanas de los pueblos. Ya tienen un corte empresarial, pero con la autenticidad que son del pueblo’, agregó.

RECONOCIMIENTOS INTERNACIONALES

El 2018 fue un año de múltiples reconocimientos a nivel internacional para la industria turística de Bolivia, y por primera vez los recibió en categorías otorgadas por World Travel Awards.

Nominado en 10 categorías, ganó en los apartados de Mejor Destino Cultural de América del Sur, del Mundo y Mejor Destino Verde de América del Sur.

La participación en ferias internacionales permitió promocionar el Destino Bolivia como en Fitur, España, con el lanzamiento de la Marca País ‘Corazón del Sur’, el salar de Uyuni y la Laguna de Colores (Potosí), el lago Titicaca y la Cordillera Real (La Paz).

En septiembre pasado La Paz participó en la feria del sector en Tokio, Japón, evento al que asisten hace cuatro años con un total de 22 empresas coexpositoras, donde presentaron al mercado asiático el salar de Uyuni y la Laguna de Colores.

Bolivia en el mismo mes lanzó en Buenos Aires, Argentina, sus 15 destinos turísticos, el carnaval de Oruro y el Qhapaq Ñan como ruta para desarrollar el turismo comunitario. Desde 2011, 63 empresas coexpositoras intervienen en ese evento.

Finalmente el pasado mes de noviembre, el país suramericano presentó durante una feria de turismo en Londres el salar de Uyuni, la Laguna de Colores, el lago Titicaca y la Cordillera Real.

FUENTE DE INGRESOS Y EMPLEOS

Aunque todavía no se ha contabilizado lo generado por el turismo en Bolivia en 2018, se espera una cifra superior a los 711 millones de dólares obtenidos en 2017.

La realización de importantes eventos constituyó fuente de ingresos al país, como el carnaval de Oruro, con más de 18 millones de dólares y 343 mil 425 espectadores.

Por su parte el Rally Dakar, con más de un millón 95 mil visitantes, generó ingresos de unos 142 millones de dólares recaudados entre hospedajes, gastronomía, comunicaciones y ventas de artesanías, entre otros servicios.

Asimismo, el lanzamiento de emprendimientos de turismo comunitario como el destino Madidi (Beni), una inversión que benefició a 49 mil 501 habitantes.

El destino Yungas (La Paz) reportó ingresos a sus 29 mil 823 habitantes, mientras que la inauguración del aeropuerto de Copacabana ‘Tito Yupanqui’ facilitó aún más el acceso a esa localidad.

Bolivia cerró 2018 con importantes resultados en el sector turístico, sin descuidar la protección al patrimonio cultural, al repatriar 47 piezas de Chile, Argentina, Holanda, Inglaterra y Estados Unidos.

El aumento de su visibilidad a nivel internacional estuvo relacionado también con el proyecto del primer museo subacuático arqueológico en el lago Titicaca que permitió rescatar objetos pertenecientes a culturas milenarias.

Para este año, nuevos retos se avecinan y enfrentarlos demandará estrategias encaminadas a incentivar el turismo de salud, gastronómico, de naturaleza, cultural y patrimonial de la mano del sector público y privado.

Be the first to comment

Deja un comentario