septiembre 18, 2021

Condenan a acusados por asesinato de expresidente de Chile

Santiago de Chile-. En un fallo considerado histórico, fueron condenados hoy a penas de prisión los seis imputados por el asesinato del expresidente chileno Eduardo Frei Montalva el 22 de enero de 1982.

En un informe de 811 páginas, el juez Alejandro Madrid dictó pena de 10 años como principal responsable para el médico Patricio Silva Garín, con inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos y oficios públicos.

Asimismo fueron condenados a siete años Luis Becerra, exchofer de la familia Frei e informante de la Central Nacional de Informaciones (CNI) y Raúl Lillo, exagente de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) ambas reconocidas como tenebrosos aparatos policiales de la dictadura de Augusto Pinochet.

El médico Pedro Valdivia fue condenado como cómplice a cinco años de cárcel y, como encubridores, a tres años, los médicos patólogos Helmar Rosenberg y Sergio González.

En un complicado proceso investigativo, marcado por constantes obstrucciones a la justicia, y que se prolongó durante 15 años, el juez Madrid logró determinar que el expresidente Eduardo Frei Montalva no falleció por causas naturales, como se dijo en aquel momento.

En su sentencia el alto magistrado dejó claro que el líder de la Democracia Cristiana fue asesinado por agentes de la dictadura de Pinochet, cuando se encontraba ingresado en la clínica Santa María de esta capital, por presentar complicaciones luego de una operación de una hernia.

Tras conocerse las sentencias, el abogado de la familia Frei, Nelson Caucoto, expresó que finalmente ‘se impuso la justicia por sobre la impunidad’.

Sin embargo, advirtió que ante las características del hecho, por tratarse de un magnicidio, las penas fueron bajas.

Esto a su juicio se explica porque se corresponden con el delito de homicidio simple que fue el establecido por el magistrado Madrid, y que las penas contempladas en los primeros años de la décadas de 1980 eran mucho más bajas que en la actualidad.

Be the first to comment

Deja un comentario