julio 3, 2020

«Washington está dispuesto a enviar a sus hijos a morir en una guerra absurda»: Maduro escribe una carta abierta a EE.UU.

El presidente de Venezuela reclama respeto para "el derecho sagrado del pueblo venezolano a la autodeterminación y al resguardo de su soberanía".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha escrito y publicado una ‘Carta Abierta al Pueblo de los EE.UU.’ con intención de «entregarla en la Casa Blanca para exigir el respeto a nuestro derecho irrenunciable a la Paz».
El mandatario ha anunciado esta iniciativa en su cuenta oficial de Twitter, donde ha compartido una imagen del texto íntegro de la misiva y ha señalado que «está siendo firmada por el pueblo libre de Venezuela y el mundo».

En su texto, Maduro acusa al presidente de EE.UU., Donald Trump, de «perturbar nobles iniciativas de diálogo» impulsadas por Uruguay y México con el apoyo de la Comunidad del Caribe (Caricom) para lograr «una solución pacífica y dialogada a favor de Venezuela».

Asimismo, ha insistido en la necesidad de mantener conversaciones constructivas al más alto nivel con el argumento de que «negarse a dialogar es elegir la fuerza como camino» y ha hecho suyas las palabras del difunto expresidente de los EE.UU., John F. Kennedy: «Nunca negociemos por miedo, pero nunca tengamos miedo de negociar».

Respecto al «bloqueo comercial y financiero» que sufre Venezuela, su presidente opina que «ha sido agravado por el despojo y robo de nuestros recursos financieros y activos en países alineados con esta demencial embestida», pero recuerda que dirige la nación con «la menor desigualdad de América Latina» gracias a su «novedoso sistema de protección social».
Nicolás Maduro admite que los venezolanos están dispuestos a «seguir siendo socios comerciales» de los norteamericanos, mientras que «sus políticos en Washington» están dispuestos a «enviar a sus hijos a morir en una guerra absurda» en lugar de respetar «el derecho sagrado» de ese pueblo latinoamericano «a la autodeterminación y al resguardo de su soberanía».

Su texto termina con una exigencia: «el cese de la agresión», que busca «asfixiar nuestra economía y sofocar socialmente a nuestro pueblo», así como la interrupción de «las graves y peligrosas amenazas de intervención militar contra Venezuela».

Para despedirse, ha elegido la frase «¡Qué vivan los pueblos de América!» y ha firmado como «Presidente de la República Bolivariana de Venezuela».

  • La crisis política de Venezuela estalló después de que Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) —que se encuentra en desacato desde 2016 y cuyos actos son nulos, según varias sentencias del Tribunal Supremo de Justicia venezolano—, se autoproclamara «presidente encargado» de su país y fuera reconocido como tal por EE.UU. y otras naciones latinoamericanas y europeas.
  • El presidente estadounidense, Donald Trump, llegó a decir que la intervención militar en Venezuela era una «opción» para resolver la situación que viva la nación latinoamericana.
  • Por su parte, Caracas denunció que la oposición venezolana encabeza «un golpe de Estado» con el respaldo de EE.UU., y acusó a Washington de llevar a cabo «guerras injustas», así como de «arrasar con poblaciones civiles inocentes» y «bloquear economías».

Be the first to comment

Deja un comentario