noviembre 24, 2020

La manzana envenenada de Donald Trump


Por Armando Reyes Calderín-.


Beirut-. Como la manzana envenenada entregada por la bruja a Blanca Nieves, el presidente norteamericano, Donald Trump, recién acaba de imitarla con su reconocimiento formal de soberanía israelí sobre los Altos del Golán sirio.

Así lo describe un comentario reproducido hoy en el portal de la televisora libanesa Al Manar, en el cual se asegura que, con ese paso, el régimen de Tel Aviv estará en un perpetuo estado de guerra ante sus vecinos árabes.

Al firmar la proclama que favorece a su principal aliado en Medio Oriente, Trump destruye toda esperanza de avance para el proceso de paz en la región y por el contrario atiza el belicismo y la confrontación, estiman los expertos.

De manera alguna, los estados árabes pueden aceptar esa decisión, en tanto que genera más hostilidad, agresión y las apetencias de ocupación de la entidad usurpadora en la zona, señalan los observadores.

No solo son los Altos del Golán, ocupados por Israel en la guerra de los seis días en 1967, también se incluyen los territorios libaneses de la Granja de Sheeba y las colinas Kfar Shuba.

Sobre éstos últimos, el presidente del parlamento libanés, Nabih Berri, dijo que como cualquier cosa se podía esperar por la generosidad norteamericana hacia Israel, tal vez un día, comentó, también reconozca soberanía de Tel Aviv.

La reacción del mundo árabe ha sido unánime en contra de la medida estadounidense, incluso entre los aliados tradicionales de Washington que aprecian un descarnado ataque al mundo árabe antecedido por una decisión similar sobre Jerusalén o Al Quds.

‘Donald Trump aseguró a Israel un perenne estado de guerra con sus vecinos árabes’, advirtió Fawaz Gerges, profesor de relaciones internacionales en la London School of Economics y autor del libro Making the Arab World.

‘Lo que Trump ha hecho es poner un clavo en el ataúd del proceso de paz y la reconciliación árabe-israelí. Este es un punto de inflexión fundamental. Ya no queda nada por discutir’, indicó el docente universitario.

Los analistas consideran que, pese a la decisión del magnate republicano, no hay cambio alguno sobre el estatus de los Altos del Golán, a causa de que, en el derecho internacional y la actitud de la gran mayoría de la comunidad internacional, ese territorio sigue siendo sirio.

La Resolución 497 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada en 1980, así como otras sancionadas por la Asamblea General del máximo organismo internacional, condenan la ocupación israelí y demandan la devolución de esos territorios a sus dueños originales.

Según vaticinios, la posición de Trump, un preludio a la aplicación de su plan denominado acuerdo del siglo que favorece a Israel contra Palestina, incrementará tensiones diplomáticas y militares hasta un punto incontrolable para el régimen ocupante israelí.

En todo caso, el presidente norteamericano y su aliado, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se apartan y aíslan aún más de la arena internacional, un reflejo de lo cual puede verse en el rechazo de la Unión Europea a esa medida.

Be the first to comment

Deja un comentario