noviembre 25, 2020

Preparan en Bolivia diagnóstico de delitos contra vida silvestre

La Paz-. Autoridades de Bolivia y la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) lanzaron hoy un programa para un diagnóstico nacional sobre prevención y persecución penal de delitos contra la vida silvestre y los bosques.

Este diagnóstico, solicitado por el Gobierno boliviano, será elaborado en los próximos meses e involucra la participación de entidades del Estado, la Policía Nacional, autoridades judiciales y agencias de cooperación, así como organizaciones de la sociedad civil.

La viceministra de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos y Gestión y Desarrollo Forestal, Cynthia Silva, señaló que el tráfico de especies es el cuarto en el mundo, detrás del tráfico de personas, de estupefacientes y de armas, y usa muy similares redes de comercio. Es prioridad de nuestro gobierno trabajar por el bien de la Madre Tierra y necesitamos que toda la sociedad se sume en este esfuerzo, declaró.

En tanto, el representante de la Unodc en Bolivia, Thierry Rostan, recordó que para su oficina es un día especial porque en 2017 el Programa País firmado con el Gobierno incluyó por primera vez la prevención y combate de los delitos contra la vida silvestre y los bosques.

Bolivia figura entre los países con mayor diversidad biológica, desde los exuberantes paisajes amazónicos, el Chaco o el altiplano, es hogar de animales silvestres insignes, y no menos importantes son sus tupidos bosques, que albergan desde la antigüedad a especies maderables que son patrimonio de la selva boliviana, señaló.

Rostan lamentó que esta riqueza no haya pasado desapercibida para los cazadores furtivos y las redes del crimen organizado, y según estudios recientes más de 120 especies de fauna son traficadas en Bolivia, principalmente loros, y entre la flora sobresalen el cedro y especies de cactus y orquídeas.

Los traficantes implementan rutas que atraviesan océanos y continentes, y a nivel nacional también se observa la demanda de animales silvestres para domesticarlos como mascotas. En este contexto reconocemos los esfuerzos de Bolivia para combatir estos crímenes, en especial en el marco jurídico, manifestó.

Por su parte, el embajador de la Unión Europea (UE) en Bolivia, León de la Torre, reiteró que su organismo apoya a Bolivia desde hace años en temas de agua y lucha contra el narcotráfico, pero ahora entran en un nuevo desafío.

Bolivia tiene una biodiversidad muy destacable, pero también muy vulnerable, y los crímenes contra ella no solamente afectan al medio ambiente, sino a las comunidades y el turismo, expresó.

La elaboración del análisis contará con el apoyo financiero de la UE y del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre y los Bosques.

Be the first to comment

Deja un comentario