noviembre 27, 2020

Imelda Yolanda Berguido: “heroína de la patria”, en la zona del canal en Panamá


Por Luis Oporto Ordóñez * -.


En febrero de este año participamos en el Primer seminario de Bibliotecólogos, Archivistas y Museólogos de Panamá, organizado por la Universidad de Panamá, en el que la Prof. María Centeno Jiménez expuso su ponencia “Ruta Archivística: Panamá, 9 de enero de 1964”, que identifica lugares, edificios y sitios de memoria que recorrieron estudiantes del Instituto Nacional para izar la bandera de su país en el colegio Balboa, destinado a hijos de funcionarios norteamericanos en la “Zona del Canal”, hecho en el que 22 estudiantes fueron asesinados. En el Seminario estaba presente una dama octogenaria: Imelda Yolanda Berguido, quien participó en la “Siembra de las Banderas”, el antecedente inmediato del 9 de enero.

Panamá fue un centro importante en la invasión de España al continente bautizado como “América”. Pizarro instaló allí su base de operaciones antes de invadir Perú con “los trece de la fama”. Panamá se independizó de España el 28 de noviembre de 1821, pero por consideraciones económicas y políticas se unió de manera voluntaria ala Gran Colombia, hasta su desintegración (1831) al dar lugar a los Estados de Venezuela, Ecuador y Colombia, del que Panamá pasó a ser un departamento. Su importancia estratégica provocó la ambición de Estados Unidos que la declaró junto a Inglaterra “zona de importancia internacional”, desalojó a la compañía francesa que construía el canal interoceánico, desconoció la soberanía de Colombia y fomentó la separación de Panamá, que proclamó la República el 3 de noviembre de 1903. La factura fue muy alta, pues el Tratado Hay-Bunau Varilla del 18 de noviembre de 1903, concedía a perpetuidad a Estados Unidos una franja de 5 millas de ancho a cada lado del Canal, que se convirtió en la Zona del Canal, un enclave colonial militar norteamericano.

En 1931, el diplomático Ricardo J. Alfaro, logró izar en la Zona, por primera vez la bandera de Panamá. El 2 de mayo de 1958, estudiantes universitarios, dirigidos por Carlos Arellano Lennox y Ricardo Ríos, organizaron la “Operación Siembra de Banderas”, que consistió en colocar 75 banderas panameñas dentro de la Zona del Canal.

El Dr. José A. del Cid, en su obra Relato de los héroes (2016), afirma que “fueron 26 universitarios (22 varones y 4 mujeres) los que realizaron las principales misiones”. En el más absoluto secreto “se seleccionaron cuidadosamente las locaciones dentro de la Zona del Canal y dónde se plantarían las banderas; todos los varones debían vestir con saco y corbata (para evitar ser arrestados por vagancia), se compraron 75 banderas y palos de escoba”. Ricardo Ríos Torres acota: “El 2 de mayo de 1958 se realiza la ‘Siembra de Banderas’ conocida como la Operación Soberanía dirigida por Carlos Arellano Lennox, presidente de la Unión de Estudiantes Universitarios. Setenta jóvenes superan la agresión psicológica de los zonians y le dicen al Imperio de Wall Street que (…) nunca más aceptaríamos la presencia colonial en nuestro país”. Los estudiantes comunicaron la acción al presidente de la República, al canciller y a los medios de comunicación y panfletearon en lugares específicos.

La “Siembra de Banderas” fue un acto sincronizado, como relata Cid: “El tiempo se calculó para las 11:20 a.m., en el momento en que se iniciaba el coffe break, ya que se suspendían los trabajos por un lapso de 30 minutos, de manera que ningún funcionario estuviera en su puesto y no pudieran atender un llamado de emergencia”. Emplearon vehículos particulares y seis “Taxis Mickey”. “Los principales protagonistas del movimiento llegaron al edificio de la Administración del Canal de Panamá”, el corazón del enclave colonialista norteamericano, “y se encontraron con un policía que inmediatamente los interceptó tratando de detenerlos, en el preciso momento en que clavaron la bandera frente al edificio de la administración canalera”. En ese momento, “sonó el teléfono de la garita policial.

El informe del interlocutor era confuso, se hablaba de la presencia de muchos estudiantes y se pudo escuchar la respuesta del oficial norteamericano cuando respondía en inglés ‘ya están aquí’, al momento que giraba su cabeza en busca de más estudiantes”. “Radio Mía, abrió sus micrófonos a los miembros de la comisión encargada de hacer la divulgación, quienes informaron al pueblo panameño sobre la Operación Soberanía”. El fotógrafo “Artavía” y el universitario Luis Felipe Ríos Torres, registraron las fotos de la hazaña estudiantil, que burló los sistemas de seguridad de EE.UU., “dejando mal parado a los servicios de inteligencia, la policía militar y al propio ejército del Comando Sur, en la Zona del Canal”.

A pesar del silencio oficial, la prensa filtró información sobre la reacción de EE.UU. El diario El Día, en su edición del 3 de mayo, comentó: “Aunque la cancillería guardó hermética reserva sobre el particular, informes confidenciales indicaron que el diplomático norteamericano hizo llegar al ministro de Relaciones Exteriores el disgusto del gobernador de la Zona del Canal y de la Embajada de Estados unidos por tales actividades”. La Hora, acotó: “Robert Aclay, diplomático de Estados Unidos se comunicó con el canciller Aquilino E. Boyd, donde le solicitó que buscara la forma de evitar actos de violencia, que después todos tendríamos que lamentar” y La Estrella de Panamá, escribió que “La bandera panameña fue colocada en la Zona del Canal por estudiantes de la Universidad de Panamá en una planificada operación sorpresiva que creó lo que la Cancillería ha denominado: ‘situación delicada’”.

La Administración del Canal instruyó recoger y devolver las 75 banderas al Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, pero el presidente de la República, Ernesto de La Guardia, “en un gesto tendiente a enaltecer el patriotismo y el valor de los estudiantes”, instruyó “en acto protocolar devolver las 75 banderas a los héroes universitarios”, quienes a su vez decidieron entregar la bandera principal, aquella que flameó por instantes en el corazón colonial, al frente de la oficina de la Administración del Canal, al primer mandatario. Carlos Arellano Lennox tuvo la previsión de entregar tres banderas a Imelda Berguido, quien las custodió por 58 años. El resto fueron desapareciendo poco a poco.

Maribel Ramírez, relata que “el 28 de diciembre de 2016, la dirigente estudiantil de esa época —Imelda Yolanda Berguido Costa— entregó al Departamento de Conservación del Museo del Canal Interoceánico de Panamá tres banderas (…) de las que se usaron en aquella gesta que tuvo como escenario el entonces suelo zoneíta”. Fue el antecedente del 9 de enero de 1964, crimen que provocó la ruptura de relaciones con Estados Unidos, y el inicio de negociaciones del Tratado Torrijos-Carter (1977), que culminó con la entrega del Canal a manos panameñas en 1999.


* Magister Scietiarum en Historias Andinas y Amazónicas. Docente titular de la carrera de Historia de la UMSA.

Be the first to comment

Deja un comentario