julio 24, 2021

El pasado castiga a candidato opositor en Bolivia

La Paz-. La candidatura a la presidencia del opositor Carlos Mesa sufre hoy el descrédito de su pasado como vicemandatario del peor gobierno de la historia contemporánea de Bolivia, incluida la masacre de 2003, aseguró Manuel Canelas, ministro de Comunicación.

‘El peor gobierno de la historia contemporánea de Bolivia ha sido el gobierno de Gonzalo Sánchez de Losada y de Carlos Mesa’, afirmó el titular en el espacio dominical de Bolivia TV El Pueblo es Noticia, al referirse a las aspiraciones del exvicepresidente del país suramericano cuando ocurrió la masacre de febrero de 2003.

Canelas calificó de ‘confusa’ la relación con la historia del pretendiente a vencer en los comicios generales del 20 de octubre al candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS) y líder del proceso de Cambio, el estadista Evo Morales, por su participación en el Ejecutivo de Sánchez de Losada y porque no renunció después de la matanza de 2003.

‘Creo que el pasado político de Carlos Mesa le deja muy poco espacio para actuar y ser él, el que fije quién tiene una condición de superioridad moral para opinar cómo estaba la democracia, cómo está la democracia’, consideró el ministro en referencia a un tuit del candidato partidario del neoliberalismo, quien pretendió descalificar a Morales en relación con este tema.

Significó Canela el carácter paradójico de ese mensaje y recordó que Mesa tuvo un papel protagónico en la elección de ‘Goni’ Sánchez de Lozada, teniendo en cuenta que su candidatura estaba en declive y se fortaleció cuando Mesa aceptó la vicepresidencia.

Según Canela, el representante de la alianza Comunidad Ciudadana preferiría no haber sido la segunda figura del país tras Sánchez de Lozada para poder hacer una campaña más renovada.

Empero, aclaró, cuando uno tiene un pasado político y se vuelve a presentar a los bolivianos como un proyecto, resulta justo evaluar lo que hizo antes, cuando tuvo la capacidad de mandar.

Añadió Canela que no se trata de un gusto por revisar la historia, sino que constituye un acto de justicia que los ciudadanos tienen que conocer.

Criticó la supuesta superioridad moral de Mesa, e insistió en que era el vicepresidente durante Febrero Negro y no se apartó después de la matanza ocurrida en la Plaza Murillo, en el centro de La Paz.

Subrayó Canela que resulta difícil creer que en aquellos momentos la democracia y la vida de los bolivianos no estaba verdaderamente en riesgo y en medio de una de las peores épocas del país, cuando Mesa era el colaborador más cercano de Sánchez de Lozada.

En referencia a otra mancha en el pasado del aspirante presidencial, Canelas recordó que el 9 de abril de 2003, a poco más de un mes de la masacre de febrero, Mesa apareció en Santa Cruz apoyando a Sánchez de Lozada junto al exministro Carlos Sánchez Berzain, hoy también prófugo de la justicia en Estados Unidos, mientras ‘Goni’ sostenía que nadie lo sacaría del poder y llamaba a los partidarios del Movimiento Nacionalista Revolucionario a respaldar su gobierno con las armas.

Insistió el ministro de Comunicación en que Mesa no renunció al día siguiente de esa declaración a la que calificó de ‘infame’, después de Febrero Negro.

Diputados de distintas bancadas, por su parte, coinciden en que la candidatura de Mesa tiene como lastre los errores de su pasado neoliberal, en alusión también a las 67 muertes y al menos 400 heridos de la masacre ocurrida en la ciudad de El Alto en octubre de 2003, durante el gobierno de Sánchez de Lozada,cuya vicepresidencia ocupaba precisamente él.

Con ese criterio coincidieron los legisladores del MAS Lino Cárdenas y Romina Pérez, así como Víctor Gutiérrez, de la opositora Unidad Democrática.

La Matanza de El Alto ocurrió cuando la población se lanzó a las calles en defensa de los recursos naturales bolivianos e impidieron que la administración de Sánchez de Lozada-Mesa exportara gas a Estados Unidos a través de puertos chilenos.

Según las más recientes encuestas publicadas, el binomio que encabeza el presidente, Evo Morales, aventaja por 11 puntos (38,1 por ciento) en intención de votos al dúo Mesa-Gustavo Pedraza (27,1 puntos porcentuales).

El estudio de alcance urbano-rural realizado por la empresa Tal Cual para el matutino La Razón incluyó entrevistas a dos mil 250 personas con un margen de error de más o menos 2,5 puntos.

Be the first to comment

Deja un comentario