mayo 31, 2020

Solidaridad mundial por incendios forestales en la Amazonía

La destrucción generada por los incendios forestales que perjudican gran parte de la Amazonía desde hace dos semanas ha conmocionado al mundo por las grandes pérdidas para la biodiversidad y ante la indiferencia del Gobierno brasileño presidido por Jair Bolsonaro.

Sin embargo, el fuego que azota al «pulmón vegetal del mundo» no solo afecta a los bosques y comunidades originarias de Brasil, sino que la castástrofe se ha extendido a los territorios de Bolivia y Paraguay.

Los Gobiernos de estos dos países se han unido para trabajar juntos y así combatir de forma más efectiva los incendios registrados, los cuales han acabado con cientos de miles de hectáreas de bosque y cultivos.

El impacto de este lamentable hecho ha provocado expresiones de solidaridad y apoyo a las comunidades afectadas, quienes denuncian que el fuego pudo producirse no solo por la temporada de sequía, sino de forma deliberada por la deforestación ilegal de las tierras.

El Gobierno de Venezuela publicó un comunicado en el que manifestó su preocupación por los terribles incendios que devastan la región, afectando a varios países suramericanos, «con gravísimos impactos sobre la población, los ecosistemas y la diversidad biológica».

«Venezuela se solidariza con los pueblos y comunidades indígenas y campesinas de Brasil, Bolivia, Paraguay, Ecuador y Perú, principales afectados, y hace un llamado a la conciencia en los actores económicos e institucionales que hacen vida en los países de la cuenca Amazónica», refiere el texto.

Por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron alertó que la situación de los incendios forestales en la Amazonía «es una crisis internacional».

El Gobierno de Costa Rica transmitió su preocupación por el daño que ocasionan los incendios forestales y, mediante una nota de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, reiteraron su disposición a la defensa del ambiente.

«Nos conmociona la dolorosa destrucción causada por los incendios y su impacto negativo en la biodiversidad biológica de ese pulmón del mundo, así como en las comunidades indígenas y campesinas afectadas», enfatizaron las autoridades.

Por su parte, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, aseguró estar «profundamente preocupado por los incendios en el Amazonas. En medio de la crisis climática mundial».

Ante el acelerado avance del fuego, el Gobierno boliviano autorizó la contratación de una aeronave Boeing 747 SuperTanker que ayude a contrarestar la situación, particularmente, en la zona de la Chiquitanía, reserva natural de Santa Cruz de la Sierra.

Be the first to comment

Deja un comentario