mayo 7, 2021

Estrenan en La Paz filme Axé, de Ismael Saavedra

Este miércoles en la Cinemateca Boliviana se estrenó Axé, un documental filmado en Brasil, por el realizador y pensador boliviano Ismael Saavedra, fallecido en junio.

“Axé ofrece una mirada sobre los modos de organización, economía y cultura de las comunidades afroamericanas, brindando al mismo tiempo un panorama sobre la historia de la esclavitud en el país vecino”, explica la sinopsis de la película de 75 minutos.

A través de entrevistas con jefes y representantes de diferentes comunidades, el filme describe la urgencia que demanda el sector de avanzar en un proceso liberador y descolonizador. En este sentido, denuncia la pervivencia de las desigualdades sociales y raciales.

“Quilombos de religiones afrobrasileñas y asentamientos del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra testifican que un mundo diferente y una sociedad justa es posible”, detalla el adelanto.

Sobre su obra, Saavedra explicó en abril, antes de su estreno nacional en el centro Simón I. Patiño de Cochabamba, que “Axé es una palabra importante que quiere decir energía universal, que está en todos nosotros, en cada uno y en todo. Y a través de esta palabra vamos a explorar los conceptos de descolonización, resistencia y esclavitud a través de la religión, de la educación, de la formación”.

“Axé es la energía vital, la expansión, es la fuerza del inicio del universo que está dentro de todos nosotros. Todos tenemos Axé”, complementó.

Saavedra nació en la selva boliviana. Fue piloto de la Fuerza Aérea Boliviana y estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Mayor de San Andrés. Trabajó en la productora Ukamau junto a los principales cineastas de Bolivia, realizó la secretaría de producción de la aclamada cinta Chuquiago (1977), de Antonio Eguino. Fue exiliado y torturado en el gobierno de García Meza (1980-1981).

Entre sus trabajos cinematográficos, destaca la edición de filmes como Las madres de Plaza de Mayo (nominada al Oscar en 1984), Panamá Deception (ganadora del Oscar a Mejor Documental en 1992) y Landscapes of Memory (premiada en los festivales de Sundance y Berlín, 1997). En el último período de su vida realizó varios audiovisuales de temática política y reflexiva, como Jiwasa, 3.000, 80 y Autodescolonización. También fue practicante de artes marciales y músico.

Según consignó el crítico e investigador de cine Claudio Sánchez, “en los últimos 10 años Saavedra fue uno de los realizadores más prolíficos; sus documentales han reflexionado continuamente sobre los tiempos actuales y el denominado Proceso de Cambio, buscando incansablemente dotar de sentido a un movimiento que ha transformado el país, haciendo foco en las áreas urbanas, aquellas que habían sido ‘marginadas’ a favor de la mirada sobre la pluriculturalidad indígena comunitaria”.

Be the first to comment

Deja un comentario