abril 22, 2021

Bolivia es capaz de afrontar cualquier shock externo

La Paz (ABI).- Bolivia es capaz de afrontar cualquier tipo de shock externo negativo y lo demostró en los últimos 12 años, al mantener un crecimiento sostenido, mayor al promedio de la región, en medio de una crisis internacional que se aguzó con la caída de los precios de las materias primas, aseguró el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG).

«Bolivia ha demostrado que tienen la capacidad de afrontar cualquier shock externo negativo y lo ha demostrado durante 12 años seguidos», remarcó el director de la CELAG, Alfredo Serrano, al presentar, en la ciudad de La Paz, un estudio sobre el desenvolvimiento de la economía nacional desde 2006, denominado: «¿Qué sería de Bolivia sin su política de nacionalizaciones?».

Según ese estudio -explicó Serrano- la economía de Bolivia construyó cimientos fuertes, a partir de un modelo de acumulación de riqueza basado en la nacionalización de sus empresas estratégicas y recursos naturales.

Ese modelo, que también prioriza la redistribución de los ingresos en la población y el incremento de la inversión pública, permitió que Bolivia mantuviera un crecimiento sostenido, en momentos en que la economía de sus vecinos y socios comerciales, como Argentina y Brasil, se desplomará ante el bajón de los precios internacionales, explicó Serrano.

Bolivia cerró el 2018 con un Producto Interno Bruto (PIB) de 40.581 millones de dólares, una cifra récord, tomando en cuenta que, en 2005, un año antes de la nacionalización de los hidrocarburos, el tamaño de su economía era apenas de 9.574 millones de dólares.

Mientras que sus reservas internacionales se incrementaron, entre 2005 y 2018, de 1.714 millones de dólares, a 8.946 millones de dólares; y la inversión pública subió, en ese mismo periodo, de 629 millones de dólares a 4.458 millones de dólares, según información del Ministerio de Economía.

El director de la CELAG dijo que Bolivia habría perdido 74.000 millones de dólares, si no hubiera nacionalizado sus hidrocarburos y empresas estratégicas.

El experto sostuvo que el actual crecimiento económico que vive el país no se habría registrado sin la nacionalización que encaró el Gobierno de Evo Morales desde 2006, a pesar del boom de los precios internacionales.

«Dicho de otro modo, gracias a la política de nacionalizaciones, Bolivia ha disfrutado de un incremento del PIB de hasta 74.000 millones de dólares», señaló Serrano.

Indicó que el informe de la CELAG también señala que la recuperación de las empresas estratégicas permitió crear 670.000 puestos de trabajo en el país, es decir, uno de cada ocho empleos en la última década se atribuye al proceso de nacionalización.

Por otro lado, Serrano mencionó que la CELAG hizo dos encuestas presenciales en Bolivia en los últimos años, en las que se evidencia que «los bolivianos discrepan en casi todo, porque eso es democracia», pero existe un consenso «absoluto», incluso en sectores opositores al actual Gobierno, en que la nacionalización fue una decisión acertada y que la economía vive uno de sus mejores momentos.

Así, sostuvo que el gran desafío de Bolivia es reindustrializar su economía y aumentar el valor agregado a su producción, sobre un cimiento que fue bien direccionado e, incluso, es valorado en otros países.

Be the first to comment

Deja un comentario