agosto 10, 2020

Grupos de choque intentan tomar el Ministerio de Trabajo y desatan violencia en La Paz

La Paz.- Grupos de choque de activistas y universitarios intentaron el martes por la noche tomar las instalaciones del Ministerio de Trabajo, con agresiones a la Policía, el encendido de fogatas en puertas de esa institución pública y pintarrajeado de sus paredes, entre otras acciones que desataron nuevos hechos de violencia en La Paz.

Los estudiantes universitarios junto a activistas realizaron una marcha por el centro de la sede de Gobierno junto a los dirigentes del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes), en una supuesta defensa de la democracia, sin embargo, en un acto de provocación se dirigieron hacia las calles Yanacocha y Mercado para atentar contra esa institución pública y buscar su ingreso hacia la plaza Murillo, centro del poder político del país, según constató la ABI.

Desde que se confirmó la victoria en primera vuelta del presidente Evo Morales sobre Comunidad Ciudadana (CC) con el 47.08 % y una diferencia de 648,439 votos, Carlos Mesa inició una campaña de movilización y desacato a los resultados, que fue materializada mediante actos violentos y racistas en contra de indígenas, especialmente en Santa Cruz y La Paz.

A esa insistente convocatoria de Mesa que denuncia un «fraude monumental» en los comicios del 20 de octubre, sin presentar prueba alguna, se sumaron algunos representantes cívicos a la cabeza del cruceño Fernando Camacho que ayer, lunes, instruyó la toma de instituciones del Estado para asfixiar económicamente al Gobierno.

Imágenes de medios televisivos mostraron que el violento grupo de jóvenes intentó quemar las instalaciones del Ministerio de Trabajo, provocaron a los policías que intentaron persuadir a que realicen sus movilizaciones de manera pacífica.

Aproximadamente a las 20h00 llegó otro grupo de jóvenes a inmediaciones de la calle Potosí para reforzar al grupo violento ya munidos con cascos, mochilas con botellas de vidrio y los escudos que fueron resguardados en el Coliseo de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Los efectivos del orden, ante esos hechos, se vieron obligados a utilizar agentes químicos para poder contrarrestar esos ataques, sin embargo vanos fueron los esfuerzos porque minutos después el grupo se reagrupó una y otra vez buscando otras vías para acceder al kilómetro cero de la sede de Gobierno.

Informes policiales revelaron que el rector de la UMSA, Waldo Albarracín, autorizó el uso de espacios de la universidad pública para esconder los escudos de fierro, máscaras, explosivos y otros elementos de ataque que fueron utilizados por esos grupos de choque.

Be the first to comment

Deja un comentario