febrero 24, 2021

Piñera pide al Congreso aprobar cuatro proyectos de ley de seguridad en medio de las protestas

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió el miércoles al Congreso que «en cuestión de días» apruebe una serie de proyectos de ley de seguridad entre los que se encuentra uno que le permite a los militares controlar la infraestructura pública, junto a Carabineros, sin que haya que decretar estado de excepción.

En la llamada ‘Agenda de Seguridad Ciudadana’, el mandatario también ha incluido un proyecto de ley ‘antisaqueos’, ‘antiencapuchados’ y ‘antibarricadas’.

En una conferencia de prensa desde el Palacio de la Moneda, el mandatario señaló la necesidad de generar «mejores herramientas» para combatir «la violencia criminal» cuando ya se cumplen más de 40 días de protestas en contra de sus políticas neoliberales, que han dejado por lo menos 26 muertos y unas 11.000 personas atendidas en servicios de emergencia hospitalaria en todo el país, según el Ministerio de Salud.

«Proyectos que están en el Congreso deben transformarse ahora, en cuestión de días, en leyes de la República para resguardar la seguridad ciudadana, para proteger el orden público y darle mayor eficacia a la labor de nuestros carabineros y policías», señaló Piñera desde la sede de Gobierno.

El proyecto de ley para que los militares actúen en acciones de antimotines ha generado controversia entre sus opositores, que lo han calificado de inconstitucional y de «una carta en blanco» para las Fuerzas Armadas debido a que la Carta Magna establece que las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública están conformadas por Carabineros e Investigaciones.

Denuncias de violación de derechos humanos
Organismos internacionales como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional han alertado sobre los abusos policiales en las labores de orden público y han exigido al Gobierno que impulse una «reforma policial» de manera urgente para frenar la violencia institucional.

Frente a estos señalamientos, Piñera ha aclarado que su propuesta de seguridad «debe cumplirse siempre dentro del marco de la ley, de los protocolos y el respeto a los derechos humanos de todos» y ha advertido que «en muchos lugares el orden público fue sobrepasado, y la seguridad ciudadana fue vulnerada».

Según HRW, Carabineros detuvo a más de 15.000 personas y cometió abusos contra algunas de ellas, y según la Dirección General de ese cuerpo policial, 1.896 agentes resultaron heridos.

Por esa razón, Piñera pidió la colaboración de la ciudadanía para «condenar la violencia». «Todos los que creemos en la democracia y amamos la paz, debemos unirnos», dijo.

Hay 2.670 investigaciones abiertas por la Fiscalía de Chile por «violación de los derechos humanos», de las cuales 422 víctimas son niños o adolescentes y 44 de los casos son investigados por presunta tortura.

Be the first to comment

Deja un comentario