febrero 22, 2020

El mundo aboga en Ecuador por una migración sin discriminación

Quito-. Fomentar la movilidad humana como derecho universal y libre de discriminación es un gran desafío mundial y fue un tema abordado ampliamente en la reciente XII Cumbre del Foro Global sobre Migración y Desarrollo (FGMD), realizado en Quito, Ecuador.

Más de mil 500 delegados de 150 países, debatieron ese y otros tópicos vinculados a la eliminación de fronteras, la inclusión, el tratamiento de emigrantes y el reconocimiento del aporte de sus capacidades al avance de las sociedades de acogida.

El Centro de Convenciones Metropolitano, ubicado en el norte capitalino, fue el espacio escogido para los análisis, desarrollados del 19 del 24 de enero, cuando finalizó la presidencia temporal de Ecuador del FGMD.

Una cita de jóvenes y otra de académicos, efectuada por primera vez en el marco del Foro, sirvieron de preámbulo a la magna reunión, oficialmente inaugurada el 21 de enero.

En el caso de la juventud, acceso a trabajo digno, a la docencia en todos sus niveles y a la salud, además de reconocimiento a los títulos académicos, género, discapacidad, etnias y Grupos de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales fueron algunos de ellos puntos centrales de las mesas de trabajo, durante dos días.

Entre 50 y 70 representantes de diversos estados del mundo formaron parte de ese intercambio, que dio paso a la reunión de la academia, con sus ideas sobre como manejar la migración para hacer de ese fenómeno mundial eventos provechosos.

La inauguración oficial estuvo a cargo del vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, quien compartió con el embajador Santiago Chávez, presidente saliente del FGMD y miembros de la denominada Troika de la entidad formada por Alemania, Marruecos y Emiratos Árabes Unidos, nación que asumió la dirección del ente para el 2020.

Entre los delegados estuvieron funcionarios de gobiernos locales, regionales y nacionales, miembros de instituciones internacionales como la Organización de las Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo, la Organización Internacional para las Migraciones, la sociedad civil y el sector empresarial.

Aunque la cumbre, en general, atrajo la atención de muchos, uno de los momentos más difundidos fue el dedicado a la jornada del Foro de alcaldes, que reunió a representantes de 80 ciudades del mundo para debatir sobre la recepción de migrantes internacionales y también a nivel local, políticas de inclusión, aprovechamiento de capacidades y erradicación de estigmas.

‘Los alcaldes son los interlocutores más efectivos con la población. Se tiene que trabajar para rechazar el discurso negativo sobre la migración’, afirmó en ese marco Antonio Vitorino, director de la Organización Internacional para las Migraciones.

De su lado, el burgomaestre de Quito, Jorge Yunda, aprovechó la oportunidad para llamar a una mayor tolerancia, así como a colaborar por la eliminación de rezagos de malas prácticas como la xenofobia, el racismo y la discriminación por el lugar de origen, color de piel, idioma u orientación sexual, entre otros.

Uno de los consensos del pleno fue la necesidad de generar alianzas entre ciudades, para ir más allá del intercambio de experiencias y concretar acciones conjuntas en favor de los migrantes.

La sociedad civil también tuvo su espacio en la XII Cumbre sobre migración y desarrollo, donde pudo expresar no solo preocupaciones y ofrecer información sobre la realidad que vive la persona en condición de movilidad humana, sino también presentar sugerencias encaminadas a un cambio de mentalidad en quienes aún criminalizan a ese sector mundial.

Muchos de los presentes resaltaron la oportunidad de poder contribuir al debate en un espacio como la magna cita del FGMD.

‘Es primera vez que el Foro Global permite que no solamente representantes de los gobiernos estén en busca de políticas sobre la migración, sino también que la sociedad civil, en el mismo espacio de discusión, tengamos la oportunidad de expresar cuales son los desafíos, las necesidades y proponer soluciones’, afirmó a Prensa Latina la abogada, Magdalena Molina, delegada al encuentro.

A su juicio, independientemente de los puntos tratados, el relacionado con el desarrollo es uno de los principales desafíos, pues ‘si no hay una mirada hacia el avance y las metas 2030, entonces criminalizamos el migrante y lo condenamos a la ilegalidad y la irregularidad’.

Las discusiones trascendieron el marco de la sede oficial y encontraron eco en el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina, donde las voces que se alzaron fueron las de los protagonistas de los procesos migratorios.

‘Nada para migrantes sin migrantes’ fue la consigna que convocó a ciudadanos de diversos países que debieron abandonar sus lugares de origen, así como a retornados.

Criminalización de la migración, refugio y derechos humanos, género, trata y tráfico de personas, crisis ambiental y desarrollo, formaron parte de esa agenda, en la que hubo críticas a la falta de seguimiento, por parte de las autoridades e instituciones a cargo, de los acuerdos derivados de las cumbres sobre ese sensible tema.

Los problemas de los retornados para la reinserción laboral y en la sociedad fueron otro foco de análisis.

‘Fue un diálogo sobre migración, entre migrantes’, sentenció Eduardo Baldeón, quien participó por una de las organizaciones sociales ecuatorianas.

Desde su punto de vista, la cumbre tuvo varias limitaciones como convocar principalmente a gobiernos y organismos internacionales y dejar fuera tópicos y actores relevantes.

Luego de seis días de actividades oficiales y paralelas, el evento cerró con el traspaso de la presidencia pro témpore a Emiratos Arabes Unidos, que asumió comprometido con impulsar asociaciones, hacia una migración ordenada, segura y regular.

Entre los retos de los gobiernos locales, regionales y nacionales está el de implementar políticas encaminadas a garantizar el respeto a los derechos de las personas en movilidad humana, o sea, llevar a la práctica lo recogido en las agendas de los delegados a la décimo segunda Cumbre del Foro Global para Migración y Desarrollo.

Be the first to comment

Deja un comentario