febrero 22, 2020

Gobierno de facto en Bolivia con asesores de golpistas de Honduras

La Paz-. El gobierno de facto en Bolivia cuenta hoy con los mismos asesores estratégicos de comunicación para las elecciones de mayo que los contratados por el gobierno interino hondureño en el contexto del golpe a Manuel Zelaya.

De acuerdo con el diario The Intercept, la asonada golpista en Bolivia contra el presidente Evo Morales, perpetrada el pasado 10 de noviembre ‘tiene una sorprendente similitud’ con la que derrocó al presidente hondureño Manuel Zelaya.

El análisis recuerda que Zelaya fue sacado del cargo por los militares, solo para ser reemplazado por un gobierno interino liderado por fuerzas de oposición de derecha, rápidamente consolidadas en el poder a través de un controvertido proceso electoral.

Ahora en Bolivia ocurre lo mismo, luego que las autoridades del país encabezadas por la autoproclamada presidenta, Jeanine Áñez, contratara los servicios de CLS Strategies.

Áñez busca un ‘asesor estratégico de comunicaciones’ para las nuevas elecciones de este año, previstas para el 3 de mayo, y otras interacciones con el gobierno de Estados Unidos.

The Intercept refiere que la firma de cabildeo, anteriormente conocida como Chlopak, Leonard, Schechter & Associates, proporcionó un trabajo notablemente similar después de la expulsión de Zelaya.

Explicó que ayudó al gobierno interino hondureño a obtener el respaldo de los encargados de la formulación de políticas y los medios de comunicación estadounidenses mientras el país celebraba nuevas elecciones.

‘La crisis en Bolivia refleja el golpe de estado de 2009 en Honduras de muchas maneras. Morales y Zelaya forjaron lazos con Venezuela, aumentaron el salario mínimo, ampliaron los servicios sociales y se opusieron a la privatización de las principales industrias’, recalca.

Además, añade, los dos presidentes izquierdistas enfrentaron críticas cada vez mayores por lo que parecían intentos de permanecer en el cargo de manera antidemocrática.

De igual forma, en los dos casos, los militares también jugaron un papel crucial en la caída de ambos líderes y las fuerzas de oposición de derecha tomaron el poder después de la caída de Morales y Zelaya, y buscaron el reconocimiento internacional para crear legitimidad.

El equipo de CLS Strategies también intentó colocar columnas de opinión, presentó reporteros en los principales periódicos y programó entrevistas en redes de cable para promover la oposición del gobierno interino al regreso de Zelaya.

Roberto Micheletti, del Partido Nacional de derecha, y presidente hondureño interino, suspendió las libertades civiles, tomó medidas enérgicas contra las protestas y bloqueó la transmisión de varios medios de comunicación, incluidos CNN, Telesur, Canal 8 y Radio Globo.

En Bolivia, Áñez asumió el poder después de la destitución de Morales y se movió de inmediato para rehacer el gobierno, reemplazó a los jefes militares y funcionarios del gabinete, anunció su intención de enjuiciar a Morales y miembros de su partido político como terroristas.

Varias personas que protestaron contra el gobierno de Áñez fueron asesinadas. El gobierno interino boliviano afirma que los partidarios de Morales están tramando violencia y cerró más de 50 emisoras de radio comunitarias, Telesur y RT.

Para The Intercept existe una neblina de incertidumbre sobre si las elecciones de mayo serán realmente justas.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Bolivia: la presidenta de facto Jeanine Áñez presenta su nuevo gabinete - NODAL

Deja un comentario