octubre 22, 2020

Gobierno de facto de Bolivia ansioso ante crisis en reservas de gas

Planta de separación de Líquidos de Gran Chaco YACUIBA, TARIJA, BOLIVIA- AGOSTO 02: Planta de separación de Líquidos de Gran Chaco, ubicado en Yacuiba, Tarija, el 02 de agosto del 2014. Foto: José Luis Quintana/YPFB ©.

La Paz-. El ministro de Hidrocarburos del Gobierno de facto de Bolivia, Víctor Zamora, alertó que las reservas de gas presentan hoy una caída acelerada, ante lo cual 2020 será un año complicado para la comercialización.

Durante la presentación de un informe de su gestión el titular aseguró que en la actualidad existe el riesgo latente de incumplir con los contratos de exportación como consecuencia de la falta de nuevos descubrimientos de reservas del combustible.

‘En este momento las reservas están en 8,95 trillones de pies cúbicos, nuestro gas se está achicando y cada vez hay más riesgo que en algún momento se incumpla con nuestros mercados, tanto de exportación como en el interno. Estamos en una complicación en la producción de gas y eso significa que el negocio para Bolivia puede tener complicaciones’, advirtió Zamora.

Al respecto, el funcionario del Ejecutivo de la autoproclamada presidenta interina Jeanine Áñez, señaló que de no existir nuevos descubrimientos o mayor eficiencia en la fase de exploración las reservas seguirán en caída.

La autoridad de los Hidrocarburos destacó un supuesto retroceso de la producción actual en comparación con los parámetros de 2008 y 2009, cuando el nivel estaba en 42 millones de metros cúbicos día (MMmcd), coyuntura de la cual culpó al Gobierno del expresidente Evo Morales (2006-2019).

No obstante, datos oficiales asegurn que el pasado año la producción de gas cerró con un volumen de 45,200 MMmcd, de los cuales la mayor parte fue enviada a los mercados de Brasil y Argentina, países generadores de los mayores ingresos para el país.

El ministro afirmó que en 2014, cuando había mayor producción de hidrocarburos y los mejores precios del petróleo en el mercado internacional, ‘no se supo aprovechar ni se destinaron mayores recursos para las tareas de exploración y esto hizo que la producción decaiga’, manifestó.

Sin embargo, Zamora reconoció que los cambios que supuestamente requiere la Ley de Hidrocarburos 3058, que data de 2005, en aras de realizar nuevas exploraciones para la exportación, no los podrá llevar adelante el Gobierno de facto.

‘Los cambios en la normativa deben ser hechos por el próximo gobierno electo, de lo contrario, tendremos problemas con la fase de exploración’, precisó.

Entre los proyectos que se prevé concluir en la nación sudamericana en la actividad de búsqueda están 12 pozos exploratorios (dos iniciados en 2018, tres en 2019 y siete que deben comenzar en esta gestión).

De 2010 a 2019 Bolivia invirtió cerca de 13 mil 400 millones de dólares en el sector de los hidrocarburos, de los cuales el 44 por ciento se utilizó en proyectos de explotación.

Be the first to comment

Deja un comentario