septiembre 25, 2020

Bolivia está entre los tres primeros países con alto índice de mortalidad por COVID -19 de la región

También puntualizó que la medición de la tasa de mortalidad es la relación que existe entre personas fallecidas por la enfermedad y las personas infectadas por ese mismo virus

El epidemiólogo y exjefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Jemis Molina, explicó que por las muertes que el país registra a causa del coronavirus y por la cifra de pacientes infectados Bolivia tiene una tasa de letalidad que se aproxima al 7% y se posiciona entre los tres primeros países con alto índice de mortalidad de la región.

“Con relación a los últimos datos que tenemos y de acuerdo a los casos confirmados, estamos con una tasa de letalidad (del coronavirus) cerca del 7%, esto que significa, es una tasa de letalidad alta para la región”, señaló.

Molina puntualizó dos aspectos importantes que llevan al país a tener ese índice elevado de mortalidad. El primer aspecto es que, sin bien las medidas adoptadas por el Gobierno en la lucha contra el coronavirus van surtiendo efecto, aún existen ciudadanos que no cumplen las restricciones y la cuarentena y continúan generando aglomeraciones.

“Entonces tenemos una desaceleración, eso qué significa, que las medidas implementadas hasta el momento son las adecuadas, pero necesitamos reforzar un poco más porque todavía hay gente que no hace caso a las disposiciones, entonces reforzar un poco el quedarse en casa, porque eso ayuda a desacelerar (las infecciones)”, detalló.

El segundo aspecto que menciona el especialista que es los casos que se presentaron son adultos mayores que tenían o tiene alguna enfermedad base o alguna patología.

“Esos dos aspectos hacen que la tasa de mortalidad sea alta en relación a los demás países”, subrayó.

Molina indicó que es preocupante que Bolivia tenga una de las más altas tasas de mortalidad y pero viéndolo desde un lado “beneficioso” ese dato es porque la desaceleración de contagios está disminuyendo.

“Tenemos 7% de mortalidad y eso nos posiciona dentro de los tres primero en toda la región, eso es importante recalcarlo, la tasa de mortalidad si bien nos ayuda y nos proyecta a poder saber cuál va ser la situación futura, también es un dato que viendo del lado beneficioso es porque la desaceleración también se está disminuyendo en cuanto a la contagiosidad”, comentó.

También puntualizó que la medición de la tasa de mortalidad es la relación que existe entre personas fallecidas por la enfermedad y las personas infectadas por ese mismo virus

“Al ser el número de personas enfermas bajo y el número de personas fallecidas muy alto hace que la tasa de mortalidad se vea alta, esto va seguir sufriendo variaciones en función al tiempo, en función a la capacidad de detección que podamos tener”, aclaró.

Be the first to comment

Deja un comentario