septiembre 27, 2021

Lula recordó aniversario de arresto por mentira de Moro y Lava Jato

Brasilia-. El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva recordó hoy que el 7 de abril de 2018 se entregó a la Policía Federal para demostrar que las acusaciones del juez Sérgio Moro y la operación Lava Jato eran una mentira.

‘Tomé la decisión de entregarme para probar que Moro y la fuerza de tarea de la Lava Jato eran mentirosos. Lo probamos. Y probaremos mucho más’, escribió Lula en su perfil en la red social Twitter.

En esa fecha, el fundador del Partido de los Trabajadores fue detenido por la Policía Federal (PF) en el municipio Sao Bernardo do Campo, estado de Sao Paulo, después de haber sido condenado por supuesta corrupción pasiva y lavado de dinero en el marco de la Lava Jato.

‘Hoy es una fecha simbólica. Hace exactamente dos años, en esa época, me entregaba a la Policía Federal de Curitiba’, señaló el exmandatario en la plataforma digital.

En aquella ocasión, Lula tuvo que entrar en una celda de la superintendencia policial después que la justicia, sin prueba alguna, diera por hecho que recibió un apartamento por parte de la constructora OAS (involucrada en el megacaso de Petrobras), a cambio de favores políticos.

De acuerdo con las acusaciones, Lula, como responsable de designar a los directivos superiores de la estatal petrolera, tenía un notable papel en el esquema delictivo de la Lava Jato.

Teniendo en cuenta el dictamen de Moro, actual ministro de Justicia, el exmetalúrgico cometió una complicada violación ‘que implicó la práctica de diversos actos en momentos diferentes’.

Con el aparente pago, indicaron los fiscales, Lula modificó y amuebló un apartamento de tres pisos de lujo (triplex) en el área litoral de Guarujá (Sao Paulo), inculpación que carece de sustento.

Bajo ese escenario, la orden de prisión, expedida por Moro, fue cumplida 26 horas después del plazo indicado por el magistrado. Entonces Lula anunció que se entregaría a la PF durante acto en el entorno del ABC, en Sao Bernardo do Campo.

Pero antes de dar ese paso, insistió en que era inocente de todas las acusaciones y descartó la propuesta de exiliarse en otro país o alguna embajada.

Remarcó entonces su crítica a los jueces del Supremo Tribunal Federal (STF) y en otro momento afirmó que el país no puede permanecer subordinado a la dictadura de un pequeño grupo del Poder Judicial.

Alertó que pretendían excluirlo de la contienda presidencial de octubre de 2018, como efectivamente ocurrió.

Tras cumplir 580 días de prisión política, la justicia brasileña decretó el 8 de noviembre de 2019 la libertad de Lula luego que una determinación del STF aprobara el derecho a que los presos, con condena en segunda instancia, puedan apelar hasta agotar todos los procedimientos legales.

El juez federal Danilo Pereira Junior, de Curitiba, firmó la autorización para que el expresidente abandonara la sede policial en Curitiba y esperara en libertad los resultados de los recursos presentados por su defensa.

Be the first to comment

Deja un comentario