octubre 22, 2020

Indignación en Argentina por muerte de vocera de la Garganta Poderosa

Buenos Aires-. El colectivo de la organización social argentina Garganta Poderosa expresó hoy su indignación por la muerte de su vocera, Ramona Medina, quien había alertado sobre la difícil situación en las villas porteñas y falleció de Covid-19.

Días atrás Medina, que vivía en la Villa 31, con gran hacinamiento y una de las zonas más pobres y vulnerables de la capital, había señalado que en el lugar llevan 12 días sin agua y sus habitantes -más de 45 mil- estaba expuestos al nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

La vocera de la Garganta Poderosa, quien era insulinodependiente, vivía en un pequeño espacio de tres por tres metros junto a siete familiares, entre ellos su hija discapacitada de 12 años, y había denunciado la precaria situación del barrio, donde los contagios en pocos días han escalado.

Desgraciadamente Ramona fue una de las que se contagió con el virus y tras luchar por su vida murió a los 42 años tras permanecer tres días internada y con toda su familia contagiada, entre ellos su hija con discapacidad múltiple.

‘Nos mataron a Ramona’, apuntó en un comunicado el líder de la Garganta Poderosa, Nacho Levy, al subrayar que se cansaron durante dos meses de gritar por toda la situación y nadie los quiso escuchar. Ni cuando dejaron 12 días al barrio sin agua, ni cuando Ramona gritó desesperada que tenía siete personas de riesgo viviendo hacinadas, subrayó.

A Ramona Medina, quien además era la coordinadora de Salud de la Casa de la Mujer en el Barrio 31, se le vio en las últimas semanas en varios programas de televisión pidiendo por el restablecimiento del servicio de agua potable en la zona, donde viven amontonadas y en malas condiciones personas de bajos recursos.

Según las cifras más recientes, en poco más de dos semanas el número de personas infectadas con el coronavirus SARS-CoV-2 en las villas porteñas creció y hoy suman en total mil 201 de los tres mil 706 casos reportados en esta capital.

Be the first to comment

Deja un comentario