octubre 24, 2020

En Bolivia, Janine Añez enfrenta un amplio rechazo

Casi 10 meses después de haberse autoproclamado como presidenta, Janine Añez se mantiene en el poder sólo por la vía de la fuerza, sin respaldo ciudadano. Las encuestas le otorgan alrededor de un 10 % de popularidad.

Al igual que Bolsonaro, Añez también se contagió de coronavirus. Y se recuperó. Lo que no rescató fue una valoración positiva de su manejo de la crisis sanitaria y política, ya que en medio de la pandemia continuaron los preparativos para las elecciones presidenciales en las que Bolivia intentará recuperar la democracia perdida después del golpe de Estado contra Evo Morales.

La tensión política con miras a los comicios previstos para el 18 de octubre –después de una segunda postergación–, en los que la presidenta de facto también es candidata, se mantiene en un país que ya suma 117.267 contagios y 5.101 muertes, sin que se vislumbre control alguno por parte del gobierno para paliar la devastación sanitaria.

Be the first to comment

Deja un comentario