septiembre 18, 2020

Avizoran posible fraude electoral en Bolivia

La Paz-. A través de las redes sociales, diversas voces avizoran hoy un probable fraude electoral en Bolivia, ante el creciente número personas inhabilitadas, dentro y fuera del país, con miras a las elecciones de octubre.

Por medio de las redes, prácticamente el único espacio de expresión de quienes se oponen al gobierno de facto, alertan sobre la cantidad de inhabilitados para ejercer su derecho al sufragio previsto para el 18 de octubre.

De acuerdo con el perfil BoliviaUnidaContraElGolpe #DemocraciaParaBolivia, están inhabilitando a última hora a los votantes en el exterior.

‘Lo peor es que es el último día para poder presentar la documentación pertinente. Empieza el #FraudeElectoral’, alertó.

Exigió en tal sentido que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) garantice el voto de los bolivianos en el exterior.

El usuario en la red social Twitter precisó que el TSE inhabilitó a nivel nacional 140 mil ciudadanos y en el exterior a otros 40 mil.

Las organizaciones y partidos políticos de Bolivia aptos para participar en las elecciones del 18 de octubre iniciaron el domingo su campaña electoral, que tendrá nuevas modalidades en el contexto de la pandemia de la Covid-19.

Para este evento comicial, pospuesto por las autoridades de facto en tres ocasiones so pretexto de la pandemia de la Covid-19, los candidatos del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, a la presidencia, y David Choquehuanca, a la vicepresidencia, encabezan todos los estudios de opinión para ganar esta lid derivada del golpe de Estado de noviembre de 2019.

El MAS lleva a este nuevo proceso electoral un programa de gobierno que significa la continuidad de los cambios logrados entre 2006 y 2019, bajo el liderazgo de Evo Morales y gracias a la unidad del pueblo boliviano.

‘La unión de indígenas originarios, campesinos, obreros, micro y pequeños empresarios, empleados, clase media e intelectuales permitió la nacionalización de los recursos naturales, la redistribución del ingreso y la reducción de la pobreza’, subraya el programa del MAS.

Recalca que durante seis años Bolivia tuvo la mayor tasa de crecimiento de América del Sur.

‘El horizonte de Bolivia está marcado por la industrialización, la redistribución del ingreso y la reducción de la desigualdad. El secreto para convertir a Bolivia en una potencia regional radica en combinar el incremento de la productividad con la equidad’, resalta.

En el proceso de cambio trascendió tres fases: el reordenamiento político, social y económico; la redistribución de la riqueza y el arranque de la industrialización selectiva y esta es la misma línea de ganar los comicios del 18 de octubre, recalca el colectivo más numeroso y diverso de esta nación plurinacional.

Be the first to comment

Deja un comentario