enero 21, 2021

Áñez arriesgó la soberanía nacional de Bolivia alineándose con EEUU

El nuevo canciller boliviano ha denunciado que el gobierno de facto de Jeanine Áñez arriesgó la soberanía nacional de Bolivia, alineándose al EE.UU. de Trump.

“El Gobierno de Áñez en su política exterior ha tenido un alineamiento muy poco soberano con la política exterior del Gobierno de [el presidente estadounidense, Donald] Trump. Y Trump, como todos sabemos, ha sido un desastre, no solo para su país, sino en el terreno internacional”, criticó el domingo Rogelio Mayta, nombrado recientemente ministro de Exteriores del país andino.

En una entrevista concedida al periódico local La Razón, el máximo diplomático boliviano tachó de “indignante” la postura poco soberana de la presidenta de facto, Jeanine Áñez, ante EE.UU., sobre todo porque no aportó ningún beneficio a Bolivia.

“Ese alineamiento ha sido casi por nada. En la evaluación que hicimos, vimos que, por ejemplo, en comercio exterior, tratar de abrir mercados, en todo el tiempo del Gobierno de Áñez, el resultado de ese trabajo ha sido cero”, criticó.

Decisión “desastrosa” de EEUU, asesinar al destacado comandante iraní

Mayta criticó la política exterior de Trump, pues ha estado marcada por un sinnúmero de decisiones “desastrosas” como el asesinato del teniente general Qasem Soleimani, destacado comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, en una operación terrorista llevada a cabo en enero en Irak y ordenada por Washington.

También ironizó con la falta del avance del gobierno de facto en sus vanos esfuerzos por retomar relaciones diplomáticas con EE.UU., pese a que “un confeso agente de la CIA (siglas en inglés de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU.) era el asesor personal” de Áñez.

Mayta también alabó la decisión del nuevo Gobierno de Bolivia de reanudar la participación plena del país en los organismos regionales, como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América –Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA–TCP), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), tras un año de distanciamiento debido a Ánez.

En noviembre de 2019, tras un golpe de Estado orquestado por la oposición y apoyado desde el exterior, el entonces presidente boliviano Evo Morales se vio obligado a dimitir e irse del país.

Desde un principio, el Gobierno de Trump declaró su apoyo a Áñez. Varios expertos afirman que EE.UU. estuvo detrás del golpe de Estado de la oposición en Bolivia para derrocar a Morales.

Be the first to comment

Deja un comentario