junio 16, 2021

Covid-19 retrocedió 10 años mercado laboral en Latinoamérica

Ginebra-. El impacto sin precedentes de la Covid-19 en América Latina y el Caribe significa hoy un retroceso de al menos de 10 años en el mercado laboral de la región, señaló la OIT.

Al presentar el informe anual Panorama Laboral, el director regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Vinícius Pinheiro, explicó que la situación actual en materia de empleo es de terapia intensiva y que la crisis está lejos de terminar.

Frente a este escenario los países de la región enfrentan ahora el desafío de sentar las bases para una nueva y mejor normalidad, lo cual implicará adoptar estrategias para generar más y mejores empleos en la medida que se reactive la producción y disminuya la emergencia sanitaria.

Pinheiro apuntó que ahora es indispensable lograr crecimiento económico con empleo, lo cual es crucial para reducir la pobreza y enfrentar la amplificación de las desigualdades que está dejando la pandemia como secuela.

El Panorama Laboral 2020 registra un fuerte aumento en la tasa de desocupación de 8,1 a 10,6 por ciento, lo que significaría que el número de personas buscando trabajo sin conseguirlo aumenta en 5,4 millones y llega hasta 30,1 millones.

El alto funcionario de la OIT para Latinoamérica y el Caribe agregó que este año se registró un inédito tránsito hacia la inactividad por parte de personas que desistieron de buscar una opción laboral ante la falta de oportunidades.

En su opinión más allá de los porcentajes esto significa que unas 23 millones de personas salieron de la fuerza laboral temporalmente y perdieron sus empleos e ingresos.

La OIT prevé que en 2021 la tasa de desempleo podría volver a subir hasta 11,2 por ciento, por un crecimiento económico moderado en torno a 3,5 por ciento, insuficiente para recuperar el terreno perdido con la crisis económica, y la incertidumbre en torno a la evolución de la Covid-19, los rebrotes y la eficacia de las vacunas.

Pinheiro destacó que para el futuro será importante considerar las lecciones aprendidas de esta crisis sanitaria, en primer lugar, que no hay dilema entre preservar la salud y la actividad económica, pues sin salud no hay ni producción ni consumo. Y en segundo lugar, el diálogo social es más relevante que nunca, entanto permite contar con estrategias consensuadas entre gobiernos, empleadores y trabajadores para enfrentar estos trances.

Be the first to comment

Deja un comentario