junio 21, 2021

El debate presidencial en Ecuador


Por Soledad Buendía Herdoíza-.


Este fin de semana en Ecuador, los ecuatorianos y ecuatorianas fuimos testigos de un proceso abortado de debate presidencial, donde los candidatos, uno a uno y sin respuestas precisas y contundentes, quisieron lucirse sin lograrlo.

Nos deja muchos cuestionamientos del sistema democrático vigente y de las autoridades del Consejo Nacional Electoral, se llevó adelante un ejercicio con preguntas distintas, sin posibilidad de contrastación, muy distante de una contraposición de ideas, tesis y propuestas que permitan al ciudadano tomar una decisión informada.

Las respuestas prefabricadas, puros lugares comunes, sin impacto para los ciudadanos, dejan un sabor amargo, donde las réplicas no aportaron en nada.

El banquero Guillermo Lasso, cuya propuesta es privatizar la salud y eliminar los impuestos para los ricos, con una sonrisa impostada inició el sainete con demagogia y falta de honestidad.

Lucio Gutiérrez se estancó con el pan y el látigo, recordando su gobierno fallido.

Indignación profunda produce escuchar a Ximena Peña, que no representa ni a los migrantes ni a las mujeres, con un manejo del cinismo sin nombre, no solo fue parte del peor gobierno de la historia, quizás algunos, y sobre todo ella, no quieren recordar que fue coordinadora de bloque legislativo gobiernista y corresponsable del entreguismo y la traición.

Los candidatos chimbadores, que no llegarán a más del 1%, tuvieron su minuto de fama y poco les importó responder las preguntas armadas por la comisión de “sabios”.

Yaku Pérez dará trabajo, dignidad y crédito usando la propuesta de la Revolución Ciudadana, su discurso sobre la Pachamama y el agua se quedó corto, pues tuvo que repetir la propuesta del correísmo en su intento de alcanzar más votos que le permitan escalar una posición en las encuestas.

Solo el candidato Andrés Arauz presentó ideas claras y solventes para los ecuatorianos que sufren en el contexto de la pandemia. Tuvo que enfrentase contra el montaje y el ataque de todos, que buscaron, sin lograrlo, alterarlo con la muletilla de la corrupción. El candidato de Rafael Correa, con la serenidad de un estadista, transmitió y explicó su plan de gobierno enfocado en el pueblo.

La crisis política y económica se enfrenta con acciones concretas, propuestas viables y con la verdad, la única posibilidad que tiene el Ecuador es el retorno del progresismo. Volverán los años de desarrollo y de ejercicio de derechos. Volverá a la patria soberana.


  • Asambleísta por la Provincia de Pichincha de la Asamblea Nacional del Ecuador

Be the first to comment

Deja un comentario