marzo 7, 2021

Demetrio Marca Marca


Por Esteban Ticona Alejo *-.


Nos toca vivir días muy difíciles, pues en este tiempo del contagio masivo del Covid-19, muchos hermanos/as, amigos/as han partido a la eternidad, aunque no siempre por el virus. Pareciera que vivimos la época al filo de la muerte. A pesar de no saber porqué ha muerto algún allegado, automáticamente nos restringimos a acompañar a los que han partido, por varias razones, como el miedo, las prohibiciones del gobierno en sus diferentes entes, entre otras. Pero también esta época se ha vuelto un tiempo de la incomunicación, a pesar de la existencia de los medios masivos de información.

Apenas supimos de la partida de Demetrio Marca, pero, ¿quién fue él? Un hermano aymara migrante del área rural a la ciudad de La Paz, gran músico y compositor de numerosas canciones en aymara. Fue poeta e investigador del quehacer cultural del pueblo. Formó parte del Taller de Historia Oral Andina (THOA), comunidad intelectual aymara creada en la década del 80. Era una persona muy solidaria y amigable. Recuerdo que cuando se enroló en el THOA realizaba transcripciones de entrevistas en aymara, además de ser traductor al castellano. Luego incursionó en la investigación sobre música y poesía aymara, mediante la recopilación de la tradición oral en los ayllus y comunidades. Esta inquietud le permitió asistir con ponencias escritas a varios eventos académicos en diferentes lugares del país. En su intento de formarse más estudió Sociología en la UPEA de la ciudad de El Alto.

No fue fácil para Demetrio hacer su primera grabación, cuando había monopolio de algunas empresas de discos y a estas no le interesaba la música de los indios. Recuerdo que casi siempre andaba acompañado de su charango o guitarra e interpretaba sus composiciones muy al estilo de las tonadas nortepotosinos, pero cantadas en aymara. La época de los casetes facilitó su primera grabación y a partir de ahí arrancó de manera exitosa su carrera artística como cantautor. Hoy se puede acceder a algunas de esas creaciones en Youtube.

¿Qué contenido tienen las composiciones de Demetrio? En los videos se le ve en alguna comunidad del Altiplano, acompañado de músicos y de personas que bailan homenajeando a la Pachamama y sus frutos, cumpliendo rituales, expresados en canciones como “Ch’uqi panqarita” (Flor de la papa) y “K’illpa uru”.

Extracto de uno de sus trabajos, un fragmento de la poesía que recopiló: “Qullu thayachay suni thayachay/Aka markaru irpanpachïtu/Qunt’atajansay sayt’atajansay/Jararankhukiy winkusiski” (El frío del cerro o del suni/ Me ha traído/ donde me sentaba y paraba/ El lagarto nomás está echado).

Demetrio, a pesar de vivir en la ciudad, seguía siendo el hombre profundo que se relaciona con la naturaleza, que agradece y enaltece la vida aymara con canciones y bellas poesías. Así de simple y profundo era nuestro hermano.
Pese al paulatino reconocimiento al pueblo aymara por la sociedad boliviana, no todas sus manifestaciones tienen trascendencia, en este caso el arte musical y el canto en aymara. Incluso en el movimiento aymara no siempre se valora el hablar y el escribir en el idioma aymara. Hoy muchos jóvenes anticolonialistas ya no hablan su idioma ancestral y posiblemente ni lo conozcan y ni le entenderán a Demetrio.

A él le encantaba hablar en aymara o wali suma parlt’asirinwa aymara arusata. Recuerdo que en el THOA incursionábamos en el quehacer del teatro y la radionovela en aymara y él formaba parte de ese emprendimiento. Al oír nuevamente parte de sus composiciones, interpretadas por el mismo, encuentro siempre apegado al mundo ancestral de las comunidades, aunque en algunas canciones le canta a la ciudad de El Alto (Alto Markansa), donde vivía.

Lo veía en su puesto de venta de música en la ceja de El Alto, donde difundía música aymara y de todas partes. Nos vimos después de varios años y estaba en silla de ruedas. Me sorprendí, y antes que le preguntara me dijo: “así he quedado hermano”; pero, como siempre, alegre y lleno de humor. Nunca supe qué le había ocurrido para quedar postrado. Sé que fue dirigente activo en las movilizaciones de los discapacitados de años atrás. Demetrio jilataxa wiñay markaparuwa sarawayxi. Wali k’uchisiyistu khirt’asiwinakampixa. ¡Jallalla jilata Demetrio!


* Sociólogo y antropólogo.

Be the first to comment

Deja un comentario