septiembre 18, 2021

Tres retos planetarios en los 50 años de ONU Ambiente

Nairobi-. Nos unimos en el protocolo de Montreal (1987) para proteger la capa de ozono, reflexiona un mensaje dedicado a las cinco décadas de labor en 2022 de ONU Ambiente, que difunde hoy su sitio web.

Durante su V Asamblea virtual, que sesionó aquí los días 22 y 23 de febrero, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) presentó una misiva centrada en unir esfuerzos globales en la búsqueda de soluciones para poner fin a la actual situación ecológica del planeta.

Con el Convenio de Minamata (2013), recordó en otro momento el mensaje, acordamos eliminar el mercurio y en 2020 entró en vigor una prohibición global. Debemos actuar juntos antes de que lleguemos al punto de no retorno para resolver lo que denominan triple crisis planetaria: la pérdida de biodiversidad, el cambio climático y la contaminación, insta el mensaje audiovisual.

La cita, que reunió a líderes medioambientales y decisores de políticas para salvaguardar el planeta, presentó además un informe para abordar de manera integral esos tres aspectos.

Hacer las paces con la naturaleza, como se denomina el texto, constituye, a juicio de sus gestores, el plan más completo hasta ahora para abordar simultáneamente la crisis climática, de naturaleza y contaminación para asegurar un futuro sostenible y prevenir pandemias.

El informe explica cómo el progreso científico y la formulación de políticas audaces pueden abrir un camino hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 y un mundo neutro en carbono para 2050.

Tomar ese camino implica innovar e invertir solo en actividades que protejan a las personas y la naturaleza. El éxito se traducirá en ecosistemas restaurados y vidas más saludables, así como en un clima estable, entre otros beneficios, auguran.

Consideran los especialistas que el informe sienta las bases de la esperanza. Las pruebas científicas ponen en evidencia que nuestra guerra contra la naturaleza ha destrozado el planeta, explican.

Llama la atención a la par, que a pesar de la disminución temporal de las emisiones debido a la pandemia, el planeta se dirige a un aumento de la temperatura global de al menos tres grados celcius en este siglo.

A su vez, más de un millón de las casi ocho millones de especies de plantas y animales corren un riesgo de extinción sustancialmente elevado, y las enfermedades causadas por la contaminación matan cada año a unas nueve millones de personas.

Para la entidad, la experiencia de cinco décadas de labor demuestra que el multilateralismo incluyente es más efectivo que las acciones individuales. Las acciones ahora son más que nunca cruciales para resolver la triple crisis planetaria que vivimos.

Be the first to comment

Deja un comentario