abril 22, 2021

La variante brasileña del coronavirus podría ser el doble de transmisible y contagiar hasta el 61 % de los pacientes recuperados

La variante P.1 del SARS-CoV-2, conocida como la variante brasileña del coronavirus, podría ser hasta 2,2 veces más contagiosa que la cepa original, tener hasta 10 veces más carga viral y evadir el sistema inmune, según se desprende de dos nuevos estudios realizados por científicos ingleses y brasileños.

El primer estudio, aún preliminar y a falta de ser revisado por sus pares, publicado el pasado viernes, concluye que esta variante, identificada por primera vez en el estado brasileño de Amazonas, es entre 1,4 y 2,2 veces más contagiosa que el linaje original, por lo que sería probable que estuviera detrás de la intensa segunda ola que sufre Brasil desde finales de diciembre.

Además, los investigadores han deducido que la P.1 puede evadir el sistema inmune volviendo a reinfectar a entre el 25 y el 61 % de las personas que ya habían padecido el covid-19.

También encontraron que la P.1 está asociada con un aumento de 1,1 a 1,8 veces en el riesgo de mortalidad, aunque no está claro si se debe a la variante o a la situación de colapso del sistema de salud sufrido durante esta segunda ola en Manaos.

El estudio se basa en un modelo matemático implementado por el Imperial College London, que analiza los genomas de 184 muestras de secreción nasofaríngea de pacientes diagnosticados con covid-19 en un laboratorio de Manaos entre noviembre de 2020 y enero de 2021.

Además, otro estudio difundido el pasado 26 de febrero, y llevado a cabo por investigadores de la Fundación Oswaldo Cruz de Brasil, revela que la carga vírica de los individuos infectados con esta variante sería hasta 10 veces mayor.

Linaje P.1 en todo el mundo

A pesar de que se consideraba que tras la primera ola, más del 70 % de la población de la capital del estado de Amazonas, Manaos, ya habría contraído el covid-19, por lo que se encontraría muy cerca de la inmunidad de rebaño, una segunda ola entre diciembre y enero ha sacudido con mucha fuerza a esta región y, en especial, a su capital.

Ahora se considera que esta segunda ola estaría relacionada con el linaje P.1 del SARS-CoV-2, que habría circulado por la zona desde principios de noviembre y que tendría capacidad para sortear los anticuerpos de la población que ya había pasado la infección.

Esta variante ha sido reportada en más de 20 países en todo el mundo y continúa extendiéndose.

Hasta ahora se han identificado en esta nueva cepa hasta 17 mutaciones, es decir, un número inusualmente grande en comparación con las variantes que circulaban anteriormente.

Desde el inicio de la pandemia, Brasil ha superado los 10,5 millones de positivos y las 255.000 muertes, situándose como el segundo país con más fallecimientos, tan solo por detrás de EE.UU., y el tercero en número de contagios.

Be the first to comment

Deja un comentario