septiembre 16, 2021

Bono de alivio por COVID-19 inyectó $ 580 millones a economía boliviana

LA PAZ (Sputnik) — El pago del bono contra el hambre en Bolivia, una de las medidas de alivio ante la pandemia de COVID-19, benefició a más de cuatro millones de personas, inyectando en la economía el equivalente de 580 millones de dólares, anunció el presidente Luis Arce.

«Tras ampliar el plazo, concluyó el pago del Bono Contra El Hambre, nuestra primera medida para reactivar la economía y dinamizar la demanda interna, en medio de una profunda crisis. Llegamos a 4.035.773 bolivianas y bolivianos e inyectamos 4.035 millones (de bolivianos) al mercado nacional», publicó Arce en Twitter.


El bono de 1.000 bolivianos por persona, equivalente a 144 dólares, estuvo destinado a todos los mayores de edad que no perciben salarios regulares ni cobran alguna pensión estatal.

Al proclamar «¡Promesa Cumplida!», Arce dijo que su Gobierno seguirá aplicando «políticas de redistribución de los ingresos, principalmente entre los que más necesitan, porque mientras más pequeña sea la brecha entre ricos y pobres, más rápido crecerá la economía».

El pago del bono, programado originalmente para noviembre y diciembre del año pasado, fue ampliado en dos ocasiones, hasta el 31 de mayo.

El fortalecimiento de la demanda interna, mediante medidas de redistribución de ingresos como los bonos, es uno de los pilares del plan de reactivación económica impulsado por el Gobierno, que ha previsto para este año un crecimiento del Producto Interno Bruto de 4,2%, tras una caída de al menos 8% en 2020.

Be the first to comment

Deja un comentario