septiembre 20, 2021

Nueva crisis política por enfrentamiento entre poderes en Perú

Lima-. Una nueva crisis ocupó hoy el centro de la política peruana, al negarse el impopular Parlamento a acatar la orden judicial de suspender la apurada designación de nuevos jueces del Tribunal Constitucional (TC).

El pleno del Legislativo de mayoría conservadora invocó su autonomía para ignorar la decisión de la jueza constitucional Soledad Blácido, en una agitada sesión en la que esta fue acusada de violar los fueros legislativos y amenazada de ser denunciada penalmente.

La jueza acogió una medida cautelar planteada por un jurista y consideró válido el argumento de este de que el proceso de nominación incumplió el requisito reglamentario de publicar los fundamentos de los votos de los congresistas que designaron a los 15 postulantes que compiten por seis puestos en el TC.

La presidenta del Congreso, Mirtha Vásquez, quien abandonó la dirección del debate para exponer su posición desde su escaño, manifestó que debe defenderse la autonomía parlamentaria pero sin desacatar la orden judicial, porque esa actitud viola el estado de derecho.

La mayoría de los juristas consultados por la prensa señalaron que la decisión judicial es válida, por referirse al incumplimiento del reglamento del propio Congreso y advirtieron que el desacato de la misma determinará que las designaciones serán nulas.

El parlamentario progresista Lenin Checco denunció de otro lado que la precipitada designación busca contar con un TC integrado por juristas de posiciones conservadoras para usar a la corte con el fin de bloquear las medidas de cambio proyectadas por el virtual presidente electo, Pedro Castillo.

‘Algunas bancadas quieren poner candados para que algunas reformas constitucionales, normas o propuestas electorales puedan ser declaradas inconstitucionales a través de un tribunal hecho a la medida’, advirtió.

Checco agregó que los postulantes fueron preguntados por la comisión seleccionadora sobre temas trascendentes que muy posiblemente serán decididos por el tribunal, como el proyecto de Castillo de una asamblea constituyente para cambiar la constitución neoliberal vigente.

Con la posición de la mayoría congresal se alinearon fuerzas derechistas que apoyan las pretensiones de la candidata neoliberal derrotada, Keiko Fujimori, de revertir la victoria de Castillo en las urnas, reconocida por amplios sectores de izquierda, centro y derecha moderada, que avalan el triunfo del maestro rural.

Be the first to comment

Deja un comentario