septiembre 24, 2021

PervClub

Por Sergio Salazar Aliaga * -.


Juan Pablo Neri es politólogo, tiene una maestría en Antropología en México y es autodidacta en Filosofía, tiene un trabajo académico muy interesante, en el cual nos conocimos; en pandemia hicimos un par de charlas sobre algunos temas sociológicos y mantuvimos contacto fluido, pero hoy entraremos en un aspecto musical.

De cómo la música…

“En el cole tuve un amigo, el hijo de quien trae los instrumentos de Yamaha, que era bien versado en la música, tocaba piano, batería, guitarra. Como comenzábamos a tocar música, íbamos a su casa y teníamos a la mano todos los instrumentos, armamos una banda, se volvió como una fiebre porque comenzaron a aparecer muchas bandas de diferentes cursos, se tocaba happy punk, como ser Blink 182, Sum 41, The Offspring.

Nosotros nos fuimos a un lado más nerd y tocábamos Incubus, una banda más compleja, con arreglos instrumentales más complicados; también a Blur, una banda británica. Cuando salí del colegio tenía una base en la música, pero recién cuando entré a la Universidad cursé el Conservatorio y en una academia llamada Elios, donde pasaba piano.”

Bus 31

“En la Universidad tuve una banda más profesional que se llamaba Bus 31, con changos del San Patricio, y ahí llegamos a sonar en la radio, tocábamos en el Equinoccio, en el Target. Una vez que entrabas en el circuito, es decir, sonabas en la Radio Stereo 97, ya la gente te invitaba a tocar; también sacamos un videoclip. Marco Sánchez, que era el líder de la banda, tenía a su papá como el director de Bolivia TV y, con esa muñeca, metieron nuestro videoclip en el programa Axeso.

En esa cúspide llegamos a tocar en el Festival Rock de Los Andes, ahí tocó Wara, volviendo de mucho tiempo a los escenarios, en 2008. Me interesaba escribir mis propios temas o grabar algunas guitarras, en esa misma época descubrí la trova, era un género que no conocía; sacaba unos temitas de Silvio y otros trovadores. Fue ahí que me dediqué mucho más a la trova.”

La trova

“Tenía un amigo, Gino, con quien armamos un dúo y tocábamos en un boliche en Sopocachi llamado Luna Llena, en la Avenida Ecuador. Nuestros amigos venían a vernos, fuimos hacer un par de tocadas a Cochabamba, y de pronto a él se le ocurrió meter una voz femenina; empezamos a buscar y la trajo a Dennis Gálvez, hoy propietaria del Mestizo Café Cultural.

Empezamos a tocar con ella y me conecté inmediatamente, el grupo se llamaba La Gresca, hacíamos armonizaciones de voz y de guitarra, también presentábamos canciones que estaba escribiendo, al final Gino se salió del grupo. Dennis estaba muy involucrada con la movida, conseguía tocadas por todos lados, y comenzamos a ir a muchos lugares, tocábamos para la Central Obrera Boliviana (COB), tocamos en la Universidad Técnica de Oruro (UTO). Por mi carrera yo entré hacer una pasantía en la Vicepresidencia y ya no tenía la facilidad de partirme en dos; Dennis quería sacar el disco, hacer una gira nacional, y me decía que dejara la carrera y nos dedicáramos a esto; era una decisión arriesgada, pero ahí acabó.”

Rap

“Dejé de tocar en público y tiempo después comencé hacer de nuevo tocadas con un grupo de raperos, los Amarte, con Mino Muñoz (Walaycho), el Alandino, en un formatito tipo Calle 13. Yo hacía música con rock, guitarra y ellos rapeaban, armamos la banda, un lindo proyecto y la llamamos Llama Catarsis; la idea era hacer fusión, parecido al grupo Kullana, de un gringo que hacía unas funciones como ser entre bluegrass, country con wayño, o bailecito, yo quería hacer algo así, un poco más moderno, con el suplemento del hip-hop.

Armamos el proyecto con Tomo, quien era dueño del café Blueberries. Yo armé ocho canciones y las juntaba con wayños antiguos que encontraba; le metíamos el suplemento del hip-hop. Conocimos a Omar Corrales, que es un ingeniero de sonido que quería producirnos un disco.

En 2014 conocí a Sigur Claros en la Casa Espejo, que era en la 20 de Octubre casi Campos, el Mauricio Ovando, quien era nuestro amigo y nos dejaba ensayar. También se armaban varias banditas de jams, estaba la Superskunk, la SS y todos los músicos éramos parte de eso. Con Sigur decidimos sacar un EP, comencé a tocar instrumentos eléctricos, guitarra, bajo, sintetizadores, y ahí decidimos sacar PervClub.”

PervClub

“Sacamos un primer EP en el estudio de Omar Corrales y de Henry Unzueta, que se llamaba Red Room, que era por el cementerio; lo postprodujimos, lo hicimos masterizar y lo lanzamos, desde ahí funciona PervClub. Después compusimos un disco que se ha perdido. Hasta ahora nunca hemos hecho una tocada en vivo, recién este año la haremos.

Me fui a México a estudiar una maestría, igual trabajamos a la distancia porque ya teníamos algunos temas compuestos, lanzamos el (maxi single) ‘Eternal Way’ cuando volví a Bolivia.

Invité a Montserrat Arce para poder grabar, era muy difícil coincidir en tiempos, ella estaba trabajando con Mauricio Montero de Entre dos Aguas, tenían unos proyectos. Después invitamos a la Ela Mercado, que ahora es la que canta casi todo el disco; se sumó también la Nebaí Ríos, que toca con nosotros, es capísima, del Conservatorio, un prodigio musical, toca teclados, guitarra, canta. Montserrat se desmarca al final, el disco lo hacemos con Ela y Nebaí toca dos temas (‘Opus Atmosfera’ y ‘Opus Petrichor’).

Recién este año sacamos el primer disco ‘Terra’, vamos hacer un live streaming en este estudio Ruido Blanco, es una sesión corta de seis canciones, por la página web https://www.pervclubmusic.com/; se suscriben y van a tener acceso al concierto, es una forma de enganchar a la gente.

Nuestro estilo de música es new wave, un género británico de fines de la década de los 70 y mediados de los 80, dentro de ello está el post-punk, rock gótico, mod, darkwave y hay bandas precursoras como Duran Duran, Joy Division, The Cure, Blondie, The Pretenders, The Fixx; a Latinoamérica llega a la Argentina con bandas como Virus, los primeros discos de Soda Stereo.

Acá en Bolivia tuvo muy poca llegada, pero hay grupos como los Los Ronisch, que al inicio tenían la canción ‘Soledad’; ahora ya se los asocia a la cumbia. Gastón Sosa, igual de América Pop, tenía una banda que se llamaba Complejo B. Hoy ya hay banditas inspiradas en los 80, por ejemplo, Las Chicas Delfín, Los Retrovisores.

Pero yo me animo a decir que nosotros, que estamos desde el 2014, hemos introducido eso; antes de nosotros no había otro grupo que hiciera new wave, incluso l0 confundían con new age, que es más esotérico.”


  • Cientista político.

Be the first to comment

Deja un comentario