septiembre 27, 2021

Vicepresidente convoca a dignificar la política y reparar los daños para sanar las heridas

El vicepresidente del Estado, David Choquehuanca Céspedes, convocó este viernes a dignificar la política y a reparar los daños para sanar las heridas y construir una mejor vida para las futuras generaciones, en su mensaje por los 196 años de la Independencia de Bolivia, que se llevó a cabo durante una sesión de honor en instalaciones de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Nuestra vocación de servir al pueblo nos convoca a dignificar la política, la justicia y el servicio público. Nuestros pueblos no son corruptos, tenemos que aprender de ellos, no permitir que la impunidad lo pervierta todo, que haga imposible la convivencia y que el dinero, los prejuicios y el poder ya no corrompan y denigren su imagen (…). Proponemos una justicia para la vida sin impunidad, sin corrupción, con reparación de daños para sanar heridas, construir una vida justa y sana para futuras generaciones”, señaló.

La autoridad sostuvo que “el mal de la corrupción” lo producen los pueblos, por lo que recomendó a los servidores públicos servir a la comunidad y no servirse de ella.

Por otro lado, recordó que en el país existieron muchos cambios positivos que lograron niveles “nunca antes vistos de inclusión y participación” de quienes antes estuvieron marginados, excluidos y discriminados.

Aseguró que se está trabajando para dignificar la vida, la justicia y devolverle la ética a la política; además de dignificar a las instituciones, preservando la diversidad plurinacional.

“Debemos inculcar valores y principios de ser como el pueblo, que no es flojo, que no roba, que dice la verdad. Estamos trabajando para garantizar el acceso universal a la educación, la salud, el trabajo, para democratizar los beneficios de la riqueza de nuestra Pachamama”, aseguró.

Choquehuanca recordó también que la democracia es ponerse de acuerdo para lograr consensos, por ello indicó que es necesario contar con líderes con pensamiento propio y descolonizado, “íntegros, rebeldes con sabiduría, libres, capaz de decir lo que sienten y lo que piensan”.

Sostuvo que el mundo necesita multitudes de personas rebeldes, capaces de trabajar las ideologías y capaces de trascender las ideologías corruptas.

“Hoy necesitamos líderes que estén dispuestos a consumirse iluminando a su pueblo, estamos iniciando la formación de un nuevo ser humano rebelde, íntegro y libre, su espiritualidad y materialidad no tienen que oponerse porque somos una sola energía”, indicó.

Be the first to comment

Deja un comentario