septiembre 20, 2021

Bolivia avanza en la reactivación económica y prevé incremento de $us 248 millones en renta petrolera para este año

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, informó que para este año se estima que la renta petrolera sea de aproximadamente $us 1.900 millones, lo que significa un incremento de $us 248 millones respecto a los $us 1.652 millones que se produjeron durante el gobierno de facto en 2020.

Según un boletín, subrayó que gracias a las políticas del Gobierno del presidente, Luis Arce, Bolivia comienza a encaminar la reactivación económica a través de mayores ingresos por la venta de los hidrocarburos, lo que beneficia directamente a todos los bolivianos.

“Yo estimo que ante la posibilidad de una subida en los precios del —crudo— WTI (West Texas Intermediate), que tienen un efecto en los precios de gas de exportación a Brasil y Argentina, habría una variable positiva para el país que nos permitiría superar incluso los $us 1.900 millones de renta petrolera”, manifestó el ministro.

Indicó que el aumento de la renta significa mayores ingresos para los municipios y gobernaciones, lo que se traduce en más obras para los bolivianos.

Destacó la gestión del Ejecutivo para lograr que Bolivia consiga estos avances en medio de la pandemia del COVID-19, que aún afecta tanto al país como a otros del mundo; y luego de nefastas decisiones que se tomaron durante el gobierno golpista que afectaron considerablemente al sector hidrocarburífero, como el caso de la denominada octava adenda con la compañía Petrobras.

En marzo de 2020, el entonces ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, firmó dicho contrato en el que se establecía un volumen mínimo de entrega de 14 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) y un máximo de 20 MMm3d.

Aquel documento obligaba a que el energético se entregue a Petrobras en Puerto Suárez (Mutún), frontera con Brasil, y ya no en Río Grande, y que el costo de transporte, que antes era pagado por la petrolera brasileña, corra por cuenta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), lo que provocó una pérdida mensual de $us 5,3 millones en los ingresos de la empresa estatal.

Ante esa situación, y siguiendo el mandato de Luis Arce, Molina aseguró que hasta diciembre se tiene previsto invertir $us 788 millones en el sector petrolero, de los cuales más del 40% se destinará a obras de exploración y de mejoramiento para canales de exportación.

Dijo que hasta fin de año se destinarán $us 130 millones para 90.000 nuevas conexiones de gas domiciliario en el país, lo que ayudará a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Los proyectos de redes de gas generan empleo para los bolivianos, ya que en el país existen unas 40.000 microempresas que se dedican a este oficio.

Be the first to comment

Deja un comentario