septiembre 20, 2021

Investigarán presunta injerencia de la Unión Europea en Bolivia durante el golpe de Estado de 2019

El director del Centro de Relaciones Internacionales, Luciano Neri, reafirmó este domingo que se hará una denuncia formal ante el Parlamento de la Unión Europea (UE) por la participación del embajador en Bolivia, León de la Torre, por su asistencia a la reunión irregular en la Universidad Católica Boliviana (UCB) en 2019.

“Estamos preparando esta demanda (…). No es normal que un embajador participe en una reunión con actores privados involucrados con sectores de la derecha del país (quienes) deciden, de forma ilegal, nombrar a una señora que no tenía, en nuestra opinión, ninguna posibilidad conforme a las leyes y a la Constitución”, explicó Neri en contacto con Bolivia Tv.

El activista italiano indicó que será el Estado boliviano quien realice sus investigaciones y determiné las responsabilidades individuales y colectivas; sin embargo, añadió que desde Italia los activistas siguen de cerca lo que acontece y pedirán explicaciones al Parlamento sobre el accionar del embajador de ese entonces, porque tras esa reunión Bolivia vivió momentos difíciles con muertes.

“Lo que pasó en la Universidad Católica en noviembre para nosotros fue un acto antiético al Derecho Internacional, no solo a la ley boliviana, sino con las diferentes leyes europeas (…). Tenemos la obligación de preguntar a la Unión Europea (…). Por eso nosotros demandamos de manera formal investigar ¿cuál fue el papel de León de la Torre? en participar en actos de ese tipo”, aseveró.

Por su parte, el canciller del Estado, Rogelio Mayta, aseguró que esa denuncia será manejada “con mucho cuidado”; sin embargo, añadió que es difícil considerar que la UE haya tenido alguna directriz.

“Lo cierto es que se lo tiene ubicado (al embajador de la UE) en ciertos escenarios donde se tomaron ciertas decisiones que no eran nada constitucionales. Hay que tomarlo con cuidado, especialmente tratándose de temas con nuestras relaciones internacionales. Es muy difícil de pensar que hubiese una directriz desde la Unión Europea en sentido de que se rompa una orden constitucional”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores.

Asimismo, la autoridad subrayó que lo sucedido durante 2019 demostró que en Bolivia se articuló un plan similar al “Plan Cóndor”, con injerencia internacional, que provocó un golpe de Estado y ayudó al régimen de facto de Jeanine Áñez a reprimir al pueblo que demandaba la restitución de la democracia.

“Lo que sucedió en 2019 tiene muchas aristas (…), se jugaron muchos intereses, hubo muchos actores que ahora todavía no los vemos (…). Es una articulación que no sabemos hasta dónde va, ese escenario nos permite ver que probablemente algunos actuaron con negligencia, pero hay otros que actuaron directamente para hacerse del poder con todo el cálculo y la medida, operando desde la oscuridad, en algunos casos, para llegar al Gobierno”, recalcó.

El Canciller hizo énfasis en que Bolivia acudirá a los escenarios necesarios para conocer la realidad y cómo se desarrolló el golpe de Estado de 2019 y afirmó que están conscientes que será un proceso largo; sin embargo, se hará lo necesario para conocer la verdad de los hechos.

“Hay que explorar no hay que tener miedo a la verdad, vamos a explorar en cuanto escenario nacional o internacional se deba acudir para que se vaya echando luces sobre lo que realmente ocurrió el 2019 (…) hubo un golpe de Estado con articulación internacional, que se desplegó terrorismo de Estado en el gobierno de Áñez para vencer la resistencia popular que había por resguardar el orden constitucional”, concluyó.

Be the first to comment

Deja un comentario