septiembre 24, 2021

La prensa misoginia en Ecuador


Por Soledad Buendía Herdoíza * -.


Las mujeres con mucho esfuerzo nos destacamos en varios ámbitos de la vida y lo hacemos en una sociedad machista y patriarcal que sistemáticamente nos invisibiliza.

Los medios de comunicación refuerzan estereotipos de género y los naturalizan en el uso cotidiano, a través de la publicidad que objetiviza los cuerpos femeninos; de programas y series de radio y televisión que amplifican las discriminaciones ubicando a las mujeres en el ámbito privado.

Tamara Salazar, Neisi Sajomes y Angie Palacios son tres deportistas ecuatorianas que se destacaron en los Juegos Olímpicos de Tokio como pesistas, una disciplina que rompe con los estereotipos de género creados por la sociedad. Neisi Dajomes, de 23 años, se convirtió en la primera mujer ecuatoriana en conseguir una medalla olímpica en halterofilia en la categoría de 76kg; Tamara Salazar, de 23 años, obtuvo la medalla de plata en la misma disciplina, en la categoría de 87kg; y Angie Palacios, con apenas 20 años, se ubicó en el sexto puesto de su categoría recibiendo un diploma olímpico.

Estas tres deportistas fueron violentadas en el programa de televisión Hora 25, donde les preguntaron si sabían cocinar, lavar los platos o si tenían pareja, en una clara manifestación de machismo y discriminación por parte del periodista Andrés Carrión, quien naturalizó sus preguntas sexistas.

Lo destacado del hecho es que generó rechazo y cuestionamiento en distintos niveles, sobre todo en redes sociales. La respuesta a este acto misógino de un periodista devela que se está gestando un cambio importante en la sociedad ecuatoriana, donde la violencia y la discriminación empiezan a ser visibles y rechazadas. Lo más cruel de estas prácticas nocivas siempre será el silencio de todos. ¡Desgraciadamente los periodistas que hacen opinión siguen manejando un discurso que culpa a las mujeres; se pudo, en medio del debate instaurado, escuchar argumentar “que si violan a una mujer es porque ella lo provocó, ella se lo buscó, por usar poca ropa, por ir muy provocativa o por su comportamiento”! ¡Inaceptable!

Los medios de comunicación deben actuar en consecuencia, revisar sus contenidos y sus programas, en el marco del respeto a los Derechos Humanos, y jubilar a los periodistas retrógrados que no están a tono con lo que implica un periodismo objetivo y de investigación en pleno siglo XXI.


*       Miembro de la Asamblea Nacional del Ecuador.

 

Be the first to comment

Deja un comentario