octubre 28, 2021

A la memoria de Pepe Ballón

Por Sergio Salazar Aliaga *-.


El sábado en la mañana fui a la casa de Leni Ballón, hija de don Luis Alberto Ballón Sanjinés, más conocido como “Pepe”, tomé un mate de manzanilla y escuché todo lo que la memoria podía volver al momento vivido. Muchas de esas palabras están plasmadas en estas dos pequeñas notas a la memoria de Pepe Ballón y la Peña Naira.

La imprenta y la política

“Desde muy joven, Luis Alberto Ballón Sanjinés estuvo muy comprometido con todo lo que hizo, comenzó a trabajar en la imprenta de su padre, Imprenta Amauta, en la calle Mercado, donde ahora es el Banco Central de Bolivia; después crean otra imprenta con Jaime Bedregal, el hermano de Yolanda Bedregal, poetisa y novelista boliviana, esto a finales de los años 50.

Ballón se dedicó a las artes gráficas, pero también tuvo mucha inquietud por la política, con José Antonio Arce estuvieron en la fundación del Partido de Izquierda Revolucionario (PIR), hasta la caída y colgamiento de Gualberto Villarroel, donde el PIR pactó con la rosca minera y formó parte del denominado Frente Democrático Antifascista, es decir, del instrumento que sirvió para derrocar a Villarroel. Por esas razones un grupo de jóvenes se separan y fundan el Partido Comunista de Bolivia (PCB).

El Partido Comunista se fundó en la Plaza Murillo, en una librería que tenía Sergio Almaraz, la primera reunión fue en la casa de Ballón, en la calle Pedro Kramer 972, Zona Norte, desde ese entonces todos los sábados se reunían ahí algunos dirigentes, como ser Mario Monje, Jorge Kolle, Ramiro Otero, Raúl Ruiz Gonzáles. Siempre que había problemas en la ciudad de La Paz llegaba la Policía a su casa y lo llevaban preso, siempre estuvo perseguido por su forma de pensar.

También dirigió una imprenta que era del Partido Comunista, era la Imprenta 16 de Julio, en la Juan José Pérez, en un callejón, él era muy amigo de Jorge Suárez, él tenía su obra en su cabeza y quería publicar a este poeta; publica igual poemas de Edmundo Camargo, El tiempo de la muerte, la tapa la hace a mano Jorge Carrasco Núñez del Prado, logran imprimir, pero lo detienen a Pepe; los universitarios fueron a buscarlo, en eso salen con el libro bajo el brazo; lo que pasó es que allanaron la imprenta y la Policía se llevó todos los libros y los estaban regalando.

El 52, en la Revolución nacional, fue un momento de calma y junto a Ernesto Burillo, un argentino con el que abrieron la Editorial BuriBall, editaron libros de Jorge Suárez, Aquiles Nazoa, gran poeta humorístico venezolano exiliado en el país. También publicó para el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) muchos panfletos, trabajaron e incentivaron la literatura boliviana, por ejemplo, uno de sus grandes amigos fue Jaime Sáenz, con Marta Urioste pusieron plata y editaron el Felipe Delgado.

Por esa época fue campeón de ajedrez en el Club San Calixto, después lo nombraron Presidente de la Federación Boliviana de Ajedrez, donde dirigió por 12 años el incentivo a jóvenes y niños, también coordinó numerosos torneos internacionales en la casa de España, trajo varios maestros del extranjero. A un grupo de bolivianos los llevó a las olimpiadas en Lasik, Alemania.

Como estaba relacionado con el deporte, comenzó a dirigir una imprenta del Comité de Deportes, donde se imprimía una papeleta valorada, era un impuesto que se sacaba para el deporte, en la calle Sagárnaga 161, la casa era de una señora Tamayo. Cuando la imprenta cierra, se queda con uno de los locales, porque le gustaba el lugar, la zona, la casona, entonces pensó hacer una galería de arte.”

Galería de Arte, Artesanía y Folklore Naira

“Al quedarse con espacios de la eximprenta, lo acomoda un poco, lo hace pintar, lo acondiciona –estamos hablando por el año 1963–, en ese entonces llegó un gran pintor boliviano de Francia, Jorge Carrasco Núñez del Prado, quien le propone hacer una galería de arte, mostrar sus cuadros, pero además de eso le pide que vaya a Sucre y Potosí para traer artesanía; él regresa con platería, tejidos, muebles antiguos, cerámicas, artesanía, ahí nace la calle Sagárnaga como el lugar de ventas de artesanía, hasta el día de hoy.

Se inaugura la Galería Naira con la muestra de artesanía, pero además con jóvenes artistas, jóvenes pintores, como ser Jorge Carrasco, María Esther Ballivián, Luis Silveti, Gil Imaná, María La Placa, Fernando Capriles, Inés Clara Ovando Sanz de Franck –más conocida como Agnes Ovando–. Todo ese bagaje de grandes artistas que tenemos hoy, Ballón pensó ese espacio para ellos, para que tuvieran un lugar donde exponer.

La Galería Naira se convirtió así en el espacio cultural de La Paz, se hicieron exposiciones, teatro, se formaron dos grupos de teatro ahí, se hizo danza y también charlas de arte contemporáneo, venían de las embajadas, los papás de Carlos Mesa –Teresa Gisbert y José de Mesa Figueroa– exponían, se pasó cine con Jorge Sanjinés, igualmente había conciertos de guitarra con Sergio Figueroa, Javier Calderón y Alfredo Domínguez.”

El nombre

“Esta es una historia inédita que hasta ahora no se había contado, es decir, esta es la primera vez.

Una de las colecciones de cuadros de Pepe Ballón se llamaba ‘Leni’, como su hija, entonces él quería que la Peña se llamara Galería de Arte, Artesanía y Folklore Leni. Los compañeros le recomendaron que lo cambie, ya que como él era comunista la Policía y los enemigos podían confundirlo con Lenin, el principal dirigente bolchevique de la Revolución rusa de octubre de 1917.

Fue por eso que decidió cambiarlo, y como hablaba aymara fluidamente le puso ‘Naira’, que significa ‘una mirada profunda’; entonces se quedó como Galería de Arte, Artesanía y Folklore Naira.”

Mauricio Lefebvre

“Mi madre era cruceña y muy católica, su mama tenía un altar con la Virgen de Cotoca, acá en La Paz buscó juntarse con su iglesia y fue así que se hizo muy amiga de Mauricio Lefebvre, en la iglesia del pueblo.

Una noche le dice a Pepe que el padre Lefebvre venía a cenar, pero Ballón, comunista, no quería saber de curas, y se fue de la casa. Cuando Leni iba a casarse con un muchacho que iba a la Peña, llamado Luis Enrique Guibert, lo hizo en San Francisco, para que la fiesta fuera en la Peña, entonces fueron a buscar al padre Mauricio Lefebvre y cuando entraron en su habitación tenía una foto del Che Guevara, y le dijo: ‘Usted me va casar por el Che y por Cristo’.

El 71 lo ametrallaron cuando se dirigía a socorrer a víctimas del golpe de Estado de Hugo Banzer. Después Leni se enteró que había sido muy amigo de Pepe.”


  • Cientista Político.

Be the first to comment

Deja un comentario