diciembre 6, 2021

Ministro perdido o analista desesperado


Por Miguel Ángel Marañón Urquidi *-.


De un tiempo a esta parte los economistas (sobre todo opositores) tratan de menospreciar el modelo económico aplicado en Bolivia desde hace más de 15 años, con resultados que toda la población “lo disfruta”; sin embargo, algunos opinadores en su desesperación por encontrar y no hallar errores o alguna pauta que les indique el fracaso del modelo, se dedican a hacernos creer que existe un modelo económico mucho mejor, que es el modelo cruceño, tratando de establecer que no tiene nada que ver con el modelo nacional.

El fin de semana un analista nos dijo que el Ministro de Economía cometió errores groseros en los datos mostrados, nos dio el ejemplo ridículo que si tenemos un ingreso de Bs100 y la manzana cuesta Bs1, indica que si se duplica los ingresos a Bs200 pero las manzanas suben a 4bs, la situación desmejora. Eso es muy cierto, pero lo que no comprende el analista es que esa situación no es la real en el país, si revisara los datos se daría cuenta que la inflación (subida de precios) no alcanzó cifras significativas, ahí tenemos el precio de la gasolina que en 2005 era de Bs3.74 el litro y que a octubre de 2021 no varió, y los que tenemos más de 40 años sabemos cómo nos afectaba la subida del precio de la gasolina, que en tiempos neoliberales se daba cada 15 días.

Las triquiñuelas de este “analista” desembocan en que el supuesto modelo económico cruceño no tiene nada que ver con el modelo nacional, pero hay que recordarle que el PIB de Santa Cruz y de toda Bolivia mejora por el buen rendimiento de la economía en su totalidad, ahí tenemos el sistema financiero del cual los empresarios privados y la agroindustria cruceña es uno de los mayores beneficiarios, cuando el Gobierno interviene en la democratización del crédito reduciendo la tasa de interés activa, lo cual repercute en una mayor inversión.

El mantenimiento del precio de los combustibles es un insumo importante para el empresariado cruceño, ni qué decir de las medidas sociales tales como los bonos, que incrementan la capacidad de compra de la población, de la cual también los empresarios se benefician ya que sus consumidores ahora tienen mayores ingresos para comprar lo que producen.

También nos indica que el mejoramiento del PIB se debe simplemente a una multiplicación de Bs8 (costo del dólar en 2005) y de Bs7 en la actualidad, pero olvida que en 2005 el salario mínimo no pasaba de Bs480 y ahora llega a más de Bs2.000, sin olvidar que la tasa de desempleo así como los niveles de pobreza se redujeron de manera significativa. Pero lo que el “analista” no quiere mencionar es que todos los datos económicos y sociales no solo son ratificados por entidades nacionales, sino que organismos internacionales los respaldan y sobre todo felicitan y apoyan el Modelo Económico Social Comunitario y Productivo.

Santa Cruz es una región emprendedora, con gente de mucha iniciativa, decir o querer generar regionalismo y racismo en lo económico no conlleva a la unidad de Bolivia.


  • Economista.

Be the first to comment

Deja un comentario