diciembre 3, 2021

Canciller argentino cuestiona funcionamiento de la OEA durante golpe de Estado en Bolivia

BUENOS AIRES (Sputnik) — El ministro argentino de Relaciones Exteriores de Argentina, Santiago Cafiero, cuestionó el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) durante el golpe de Estado en Bolivia en 2019 al intervenir en el 51 período de sesiones extraordinarias de la organización.

«Se debe despejar la triste historia reciente de haberse apartado de sus fundamentos al apoyar la interrupción al orden democrático como sucedió en Bolivia», afirmó el canciller durante su disertación.

A juicio del diplomático, «la ideología, las pasiones o el racismo nublaron el juicio de muchos» al pedir » la capacidad de consensuar soluciones basadas en el respeto a la soberanía y la igualdad de los estados miembros».

En ese sentido, «la esencia de nuestra organización es la de preservar la cooperación en el marco del respeto y la solidaridad con una apuesta permanente al diálogo», afirmó Cafiero.

Al pedir una recuperación del organismo regional, el canciller argentino advirtió que si la OEA se hubiese mantenido fiel a sus principios, no habría que lamentar «esta vergonzosa página de nuestra historia».

En otro tramo de su discurso, el ministro enfatizó el principio de no intervención que funda el nacimiento de los estados americanos y constituye «una postura invariable» en el ejercicio de la política exterior.

«Por otra parte, tampoco es válido el recurso a sanciones que terminan vulnerando la estabilidad y la convivencia pacífica de las sociedades», cuestionó.

Estas herramientas de castigo «conducen a que se adopten posturas radicales y sólo perjudican el disfrute de los derechos básicos de las poblaciones más vulnerables», añadió.

Es por eso que «la OEA no debe desviarse de los postulados que la rigen, y debe abocarse a redoblar sus esfuerzos para honrarlos, más aún en estos tiempos donde se libra una batalla contra una pandemia y sus deplorables consecuencias sociales y económicas», remarcó.

El Gobierno argentino de Alberto Fernández acogió como refugiado al expresidente Evo Morales (2016-2019) durante casi un año tras el golpe de Estado que sufrió su Gobierno en noviembre de 2019, cuando el exmandatario tuvo que asilarse primero en México y después en la nación sudamericana.

Be the first to comment

Deja un comentario