septiembre 25, 2022

Masacre de Catavi

Por Claudia Miranda Díaz *-.


La Masacre de Catavi fue el ataque del Ejército de Bolivia a los campamentos mineros de la mina de estaño ubicada en la localidad de Catavi, situada en el departamento de Potosí, el 21 de diciembre de 1942, bajo la presidencia del general Enrique Peñaranda.

Contexto internacional

La Segunda Guerra Mundial (1939-1945). La mayoría de los países del planeta participaron de este conflicto bélico, agrupándose en dos bloques: 1) La Alianza del Eje, conformada por Alemania, Italia, Japón; se sumaron Hungría, Rumania, Eslovaquia, Bulgaria, Yugoslavia, Finlandia; y 2) Los Aliados, compuesto por la Unión Soviética, Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia, China.

Contexto nacional

La Guerra del Chaco (1932-1935). Los militares combatientes en este conflicto bélico a su retorno se agruparon en dos tendencias: la nacionalista y la conservadora. En la tendencia nacionalista podemos citar el nacimiento de Razón de Patria, más conocido como Radepa (1934-1946), creado en Paraguay; desapareció ante el magnicidio de Gualberto Villarroel. Entre los más destacados de esta organización militar podemos citar a Germán Busch, David Toro, Gualberto Villarroel, todos presidentes de nuestra República: Busch (1936; 1937-1939); Toro (1936-1937); Villarroel (1943-1946). Entre los conservadores estaban: Carlos Quintanilla Quiroga y Enrique Peñaranda del Castillo, también presidentes: Quintanilla (1939-1940); Peñaranda (1940-1943).

Masacre de Catavi

Los generales conservadores Carlos Quintanilla y Enrique Peñaranda gobernaron a favor de los intereses de las grandes familias terratenientes y de los barones del estaño: Simón Iturri Patiño, Carlos Víctor Aramayo y Mauricio Hochschild. Quintanilla, presidente de facto, patrocinó la presidencia de Peñaranda, quien continuó con su política conservadora.

La Segunda Guerra Mundial empezó durante el gobierno del general Busch, Bolivia no se sumó a este conflicto bélico, tampoco lo hizo en el gobierno de Quintanilla (1939-1940). En 1941, Estados Unidos obligó al gobierno de Peñaranda a sumarse a esta guerra. La forma de apoyar sería suministrar nuestro estaño, metal útil y necesario para la guerra, en tiempos en los que el país estaba catalogado como el mayor productor de este metal a nivel mundial.

Peñaranda, para cumplir su acuerdo, dispuso suministrar el estaño boliviano –sustento de nuestra economía nacional, en ese momento– a Estados Unidos a precios mínimos; convirtiéndose Bolivia en el subvencionador de esa guerra. Los mineros se movilizaron en contra de esa medida y, en respuesta, fueron acribillados por el Ejército mientras marchaban en una pampa que hoy se denomina la “Pampa de María Barzola”. En esa marcha participaron más de ocho mil trabajadores, entre hombres, mujeres y niños. En la masacre murieron más de una veintena de mineros, quedando heridos más de medio centenar.

La marcha estaba encabezada por María Barzola, una mujer palliri –mujer que busca restos de mineral fuera de los socavones de las minas (era una tradición minera que las mujeres no podían ingresar a los socavones, porque decían que el mineral se perdía, de ahí nacen las palliris)–.

Barzola pertenecía al Sindicato de Catavi, su fecha de nacimiento es desconocida, pero fue asesinada en la Masacre de Catavi. Se la recuerda marchando a la cabeza de ocho mil mineros, envuelta en una bandera boliviana enfrentando al Ejército. En honor a esta valerosa mujer el 21 de diciembre –en memoria del día de su asesinato– se celebra el día del Minero Boliviano. Fue en la “Pampa de María Barzola” donde se firmó el Decreto de Nacionalización de las Minas en 1952.

La Masacre de Catavi marcó un punto de inflexión en la vida política y social del país, como primer resultado ocasionó la caída del régimen de Peñaranda en 1943; al que le sucedió Gualberto Villarroel. Empezó a gestarse la Revolución del 52.

El estaño vendido a precios mínimos a Estados Unidos le permitió a este país contar con una alta reserva del mineral, misma que utilizó para derrocar al gobierno de izquierda de la Unidad Democrática y Popular (UDP), que gobernó entre 1982 a 1985. En tanto que a Bolivia le implicó un grave daño a su economía.

La lucha de las organizaciones sociales por cuidar nuestros recursos naturales data desde esas fechas. Entonces fue el estaño, ahora es el litio el que debemos resguardar del apetito extranjero.


  • Economista y Auditor Financiero.

 

 

Sea el primero en opinar

Deja un comentario